20 octubre 2009

Volverá la plebe a consumir como antes??

Hace un año, concluyó la era del consumo desmedido... ahora... eeuu se hace esta pregunta como si fuera una obsesión... volverá el gasto de los consumidores alguna vez a los niveles que había antes de la recesión??

La respuesta parece evidente... no.

Después de casi todas las recesiones, desde la Segunda Guerra Mundial... el cuidar cada céntimo se volvió una actitud que fue pasando rápidamente de moda a medida que los ciudadanos volvían a comprar casas, automóviles y demás bienes...

Esta vez es diferente... al igual que la Gran Depresión que comenzó en 1.929... la Gran Recesión parece destinada a convertir a la gente en personas que recortan cupones... se muestran avaras y buscan cualquier forma de ahorrar dinero.

Durante la última década... los consumidores acumularon una montaña de deuda que no será fácil de sanear... el segmento de la población que realiza los mayores gastos es el conocido como: "baby boomers"... son personas nacidas entre el final de la Segunda Guerra Mundial y la década de 1.960... pero ahora... ese grupo se enfrenta a una presión especial... se les agota el tiempo antes de su jubilación.

Por cada cocina que no se remodele... habrá ventas perdidas de componentes y materiales... así como menos trabajos para diseñadores y contratistas.

Por cada comprador que deja de acudir a las tiendas de lujo para visitar las de descuento... habrá menos ganancias para los minoristas y manufactureros... los detallistas seguirán ofreciendo menos opciones de productos para reducir sus inventarios... reducirán el número de establecimientos y harán menos campañas publicitarias.

Si las ventas de automóviles y camiones se reducen... los proveedores cerrarán sus puertas... y los impuestos que se dejan de pagar al mermar la venta de vehículos seguirán presionando los presupuestos de los gobiernos.

La austeridad sería buena para los presupuestos familiares... pero mala para la economía nacional... y eso... tiene el potencial de reforzar y mantener un ánimo pesimista generalizado.

El poco deseo de gastar dinero sigue siendo alimentado por dos motores: La necesidad y el temor.

El desempleo sigue subiendo... muchos de quienes tienen todavía empleo... reciben menos paga y pasará mucho tiempo antes de que las inversiones vuelvan a sus niveles anteriores a la crisis.

Cuando el mercado inmobiliario y la bolsa estaban en auge... todos se sentían ricos... ahora... cuando todo se derrumba... se sienten vulnerables y temerosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...