03 noviembre 2009

Qué grandes las ballenas!!

La escena fue grabada desde la cubierta de un barco de National Geographic en aguas antárticas.

Los científicos contemplaron atónitos la inteligencia de las orcas... capaces de ponerse de acuerdo hasta un extremo escalofriante.

Por lo visto, las orcas adultas están enseñan a una orca joven a cazar en equipo... en el último intento... se ponen todas las orcas de acuerdo para sincronizar una batida que genere una ola que tire a la foca del témpano... impresionante:



  La ballena azul... su lengua pesa tanto como un elefante... . su corazón es del tamaño de un coche y algunos de sus vasos sanguíneos son tan anchos que una persona podría nadar por ellos...



  En la primavera de 1.999 un equipo de biólogos descubrió en la isla de Baffin... un grupo de hasta 12 osos polares alrededor de un agujero en el hielo... al acercarse... los científicos comprobaron que los osos acosabam a un grupo de unas 75 belugas, que permanecían atrapadas en aquel lugar... a más de 30 kilómetros de mar abierto. Este fenómeno ocurre cuando las ballenas se aventuran en zonas de hielo poco compacto en busca de comida... y un cambio repentino en las temperaturas provoca que el hielo se solidifique a su alrededor. En semejantes circunstancias, las ballenas atrapadas se convierten en la presa soñada por los osos polares.

  En el siglo XIX en Edén, Australia... existía un método para cazar ballenas poco menos que curioso... bancos de orcas acechaban a las ballenas que procedían del Oceáno Antártico y las cansaban hasta ponerlas a tiro de los arponeros de la zona... quienes las remataban... eran las asesinas del Edén. La simbiosis llegó a tal extremo, que las orcas avisaban a los balleneros de la presencia de las ballenas... dirigían a los botes entre la niebla e incluso... defendían a los posibles naúfragos de los ataques de los tiburones... las orcas... eran capaces de distinguir a los botes de la zona (pintados generalmente de verde), de otros distintos que se acercaran a cazar ballenas, a los que no ayudaban, claro. Al finalizar la caza, los balleneros entregaban a las orcas su bien más preciado: la lengua... Era la "ley de la lengua".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...