09 febrero 2010

Un pueblo entero se levanta contra la morería que los invade.-

Hace ahora 10 años... los vecinos de El Ejido, un pueblo de Almería, (aunque de pueblo poco, es casi más una ciudad)... con una de las rentas per capitas más altas de España... dónde te encuentras un banco cada pocos metros y entre banco y banco un puticlub.

El Ejido, también llamado "La huerta de Europa", es famoso por sus invernaderos... tierras que de siempre han trabajado las familias ejidenses... desde la abuela, hasta el niño chico... pasando por la suegra, la nuera y el yerno... todos iban a trabajar al invernadero.

Todo iba bien... hasta que llegó la inmigración... negros, moros y rusas, plagaron aquellos parajes.

Los negros, más conscientes de que estaban en un país que no era el suyo, supieron adaptarse mejor que los moros... que se dedicaban a robar, violar y hasta asesinar.

La comisaría ejidense, recibía por entonces 200 denuncias diarias, que los vecinos del pueblo ponían contra los moros.

Que la maruja iba andando por su casa y de pronto se encontraba un moro en su pasillo (dicho por ella misma)... que el agricultor iba a subirse a su furgoneta para llevarla al invernadero y se la habían destrozado...

Ah!! Que se me olvidaban las rusas... estas llegaron para instalarse en los múltiples puticlubs que hay en la zona... luego fueron llegando las sudacas... (pero no eran competencia para las rusas... ya que las indias enanas, negritas y con el culo arrastrándoles por el suelo... no eran rivales para las rubias del este).

Bueno... que se me va el
Un día estalló todo... el pueblo se levantó, las revueltas populares duraron tres días... (si hubieran durado más se extienden por toda Almería... Andalucía y posiblemente España entera...).


Cuento la historia:

Cuando anochecía en La Loma de la Mezquita, (un barrio de El Ejido)... sólo un cordón de policías separaba a un millar de ejidenses armados con palos, contra 400 moros que... despavoridos... huían a refugiarse a sus chabolas... chabolas que finalmente terminarían ardiendo.

Mientras... en Almería ciudad, miles de personas destrozaban los comercios de los inmigrantes (el puerto de Almería y la entrada de la ciudad, la tienen tomada los moros... sus comercios, sus bares... los pisos que antes valían el triple por estar situados en una de las mejores zonas de Almería, se han desvalorizado por culpa de la morería).

Desde un balcón... un grupo de ciudadanos, vitoreados por la muchedumbre... arrojabana la calle ficheros y ordenadores de una asociación de mujeres progresistas, (defensoras de los inmigrantes)... en la que se tramitaban permisos de residencia para inmigrantes.

Tras el asesinato de una ejidense... Encarnación López, a manos de un marroquí, cuando esta paseaba por el mercado y un moro le asestó una puñalada que la mató... (ya llevaban los moros 3 asesinatos en 15 días).

Después del funeral de la pobre mujer... miles de personas tomaron las calles... (cuando digo personas me refiero a hombres, mujeres y abuelas... era el pueblo entero)... se dispersaron por el municipio para perseguir a los moros.

El calvo que sale en el vídeo el primero, con la gente pegándole... era el subdelegado del Gobierno en Almería, Fernando Hermoso... uno de los vecinos le dijo: "Tú eres el que da los permisos a los moros??"... no dijo más... antes de concluir la frase... le había estrellado el puño en la cara y le había partido la nariz.

El subdelegado cayó al suelo desplomado y... por un momento... desapareció bajo los brazos amenazadores de la gente, que le golpeaba e insultaba.

Al final consiguió huir corriendo y refugiarse en una casa... allí le ayudaron a salir por la puerta trasera del patio... y de ahí al hospital.

Mientras los ejidenses lloraban el asesinato de Encarnación y se quejaban de la permanente falta de seguridad... en la carretera de Málaga... unos 400 moros... armados con palos y piedras también... se dirigían al Ayuntamiento e increpaban a su alcalde diciéndole: "Enciso, la huelga es un aviso".

Las revueltas se sucedían en una y otra punta de la ciudad... mientras que en la avenida de El Ejido los moros lanzaban piedras a diestro y siniestro cuando la policía intentaba dispersarlos... unos 4.000 almerienses se hacían dueños de un corredor sin ley en Santa María del Aguila.

La policía tenía orden de no intervenir para evitar males mayores.

Los cordones policiales que separaban a moros y ciudadanos españoles consiguieron, en parte, su objetivo... pero los ejidenses advertían: "Os iréis y nosotros seguiremos aquí. Los vamos a matar".

500 efectivos policiales procedentes de la Comunidad Valenciana y Murcia, tuvieron que ser enviados a El Ejido, en previsión de lo que podría pasar.

Por cierto... los medios de comunicación decían que los ejidenses eran unos racistas... claro... como ellos no se encontraban moros en los pasillos de sus casas.

Esto indica que aunque parezca que la sociedad está muerta, que no se manifiesta... que está como dormida... en el momento más inesperado, una chispa puede hacer estallar todo.

Que ocurriría si esa chispa en vez de saltar en una zona pequeña como El Ejido estallara en toda España??

2 comentarios:

  1. si señor, propongo que se organice algo igual en todas ciudades y todos los pueblos, ya basta de quitarnos derechos para darselos a esta gentuza de fuera

    ResponderEliminar
  2. Muy bien dicho el comentario de miguel (si señor, propongo que se organice algo igual en todas ciudades y todos los pueblos, ya basta de quitarnos derechos para darselos a esta gentuza de fuera) si el dinero sobrase se le puede dar a los imigrantes pero como no sobra primero los españoles y despues los otros como en todos los paises no aqui que venga ayudas y pagas y esto y lo otro a los imigrante y a los españoles nada y los imigrantes mandando dinero para su pais y demas asi no se levanta españa. Lo que le pasa a este pais que venga quedar bien con los imigrantes a los españoles una mierda como siga asi pobre de españa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...