14 junio 2010

La cuenta atrás ha empezado.-

Este post no tiene imágenes, ni enlaces a noticias, ni a foros, ni a datos ni estudios.

Este post es para comentar la que va a caer, la que se va armar.

El ambiente es insoportable. Lo sabéis. Salís a la calle, y no hay ni dios. A los bares no entra nadie. La gente se está comiendo los huevos en casa, y pronto acabará la poquísima paciencia que queda en la reserva de muchos.

Es la hora de la cuenta atrás. Es la hora de contar el tiempo para ver el momento en que la gente estalle.

El país se hunde, lo vemos a diario... los dramas que existen a nuestro lado.

Panem et circenses...

España lastimosamente esta llena de gente servil, que prefiere a un monarca déspota que la revolución francesa, que se somete durante cuarenta años a una dictadura sin que nadie alce la voz hasta que el caudillo muere, que grita "Viva las caenas" mientras le dan bien por el culo.

Playstation, fútbol de primera y dinero pa putas.

Mientras no falte nada de eso en este país no van a haber movilizaciones ni nada, al menos por parte de los autóctonos, los foráneos quizás harán algún tipo de revuelta a lo bestia tipo París con quema de coches y demás... porque no les estamos dando el futuro que merecen.

Van años ya escuchando las sirenas... pero nada... ni un mal gesto, ni una voz, ni arrebato revolucionario. Nada.

Todos quietos, callados y esperando a que suene la flauta para que nos pongan a bailar.

Varios millones de españoles se echaron a la calle para defender a un país que ni siquiera sabían situar en el mapa, que les importaba una mierda y del que jamás se habían preocupado.

Pero les habían dicho eso tan irresistible de "sangre por petróleo" y salieron en manadas.

Por Iraq millones, pero por las hipotecas a 50 años y el endeudamiento infinito, NI UNO.

La materia prima es mala.

Somos vagos, cobardes y pasivos.

El país que cualquier político querría gobernar.

Se puede hacer de todo sin consecuencias, ni siquiera electorales, te vuelven a votar.

Además hemos tenido mala suerte, nos ha pillado el invierno económico con la izquierda en el poder.

Con Rajoy en la Moncloa, no hubiera hecho falta llegar a los cuatro millones de parados y a la jubilación a los 67 para que los sindicatos hubieran disimulado un poco y hubieran sacado la gente a la calle.

Pero ahora ni eso, no toca, salvo que a alguna saharahui se la ocurra hacer huelga de hambre, entonces a movilizarse y pedir que el Gobierno solucione el problema.

La población española decrecerá y envejecerá, como ya está previsto que pase (datos reales del INE).

El porcentaje de inmigrantes respecto a la población española subirá, cada vez más.

Habrá zonas enteras donde serán mayoría y los españoles que queden emigrarán a otros lares (como pasó en Kosovo).

Aparecerán movimientos de ultraderecha, que serán cada vez más populares... pero ese será el principio del fin.

Los islamistas se impondrán en algunas zonas y haremos concesiones, cada vez más importantes, pero de poco servirá, porque ellos no quieren negociar ni convivir, quieren dominar.

Entonces, habrá otra crisis, pero de esa ya no se saldrá, porque no tendremos industria, ni agricultura, ni siquiera turismo, que dejará de venir por los continuos atentados islamistas y la inseguridad general.

Las infraestructuras se quedarán obsoletas y no habrá posibilidad de remontar.

Ese será el fin.

Una población envejecida, una sociedad analfabeta y consumista, que no valora el esfuerzo, con una cultura del pelotazo asentada y una corrupción política institucionalizada, no puede sobrevivir.

Entonces vendrá una época oscura, donde ser radical sea lo corriente, la conversión en masa al islam (como pasó en el siglo XI)... y luego, tras unas décadas la pseudomorfosis: aparecerá una nueva cultura, que no será del todo islámica, ni tampoco occidental... será una amalgama de ideas y de formas.

Pero ya no seremos nosotros, ni otros reconocibles, será una nueva cultura.

Las tragaderas de los españoles son enormes pero no infinitas, esto explotará pero se hará sin cabeza. Como siempre.

Motivos para estallar hay mas que nunca desde que murió Franco, desde hacía veinte años no se habían visto tales niveles de degradación en todos los aspectos.

Los políticos que dirigen el país a todos los niveles son corruptos e incompetentes, solo listos para llenarse el bolsillo a costa del contribuyente y vivir sin trabajar cuanto les sea posible.

Ni en la época de Franco el funcionariado has estado mas hipertrofiado y ha sido mas inútil, sobran chupatintas y lameculos en la burocracia y faltan policías... (bueno policías no, que son unos sicarios al servicio de los políticos), médicos, inspectores de hacienda contra el fraude, (estos también tengo mis dudas...)...etc.

Eso sin contar con la casta de empresarios analfabetos, arrogantes, amapolas, antisociales, y sin escrúpulos que tenemos.

Para ejemplo de como son todos está su mascarón de proa en la CEOE, Díaz Ferrán.

El déficit y la inflación están desbocados debido a todo lo anterior, y solo hay una manera de bajarlo, reducir despilfarro de la autonomía y que los empresarios se metan en sus duras cabezas que estamos en crisis.

Como no se va a hacer nada de esto todo iremos al pozo.

Inmigración, corrupción política, burocracia excesiva, contratos precarios, el paro...

Nada parece que sea lo suficientemente importante para la ciudadanía como para rebelarse.

Luego están los medios de comunicación que no sé cómo se las arreglan... pero siempre tienen alguna noticia ajena a la realidad para llenar sus telediarios y periódicos: que si la sucesión de ZP, que si ayuda a Haití con tu dinero, Aznar se ha tirado un pedo, etcétera.

El plan E se acaba, los parados están con las ayudas de los 400 euros porque se les acabó el subsidio, jubilarse a los 67, subir impuestos en junio, el número de parados aumentando y aquí no pasa nada.

Vamos a pagar extremadamente cara la charlatanería de nuestro amadísimo ZP.

Ha perdido toda la credibilidad que tenía (si es que tenía alguna, claro).

Ya es un apestado en la escena internacional, y cada vez que abre la boca para anunciar medidas, el suelo tiembla.

No es que seamos débiles, es que parecemos débiles, y a ojos de los fuertes (los inversores extranjeros, los compradores de deuda, etc.) parecer débil es casi tan malo como serlo.

Esto se va a tomar por culo... y yo sin permiso de armas.
__________________
1. Dominus pascit me, et nihil mihi deerit:
2. in pascuis virentibus me collocavit, super aquas quietis eduxit me,
3. animam meam refecit. Deduxit me super semitas iustitiae propter nomen suum.
4. Nam et si ambulavero in valle umbrae mortis, non timebo mala, quoniam tu mecum es. Virga tua et baculus tuus, ipsa me consolata sunt.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...