09 julio 2010

Los premios Darwin.-


Candidatos nº 1:


Los doce muertos y otros tantos heridos, inmigrantes y mayoritariamente panchitos, que han sido atropellados en Castelldefels por un convoy que cubría el trayecto Alicante-Barcelona cuando regresaban de su dura jornada laboral, digo... cuando se dirigían ya pedos a seguir rindiendo culto más a Baco que a San Juan en las playas de aquella localidad barcelonesa... demasiado agotados como para utilizar el preceptivo paso subterráneo que atraviesa las vías del ferrocarril y demasiado engreídos como para respetar las señales de advertencia de los roba-oros y desflora-virgos indios.



Candidato nº 2:

El negrito buen samaritano que a cambio de unos eurillos se presentaba al examen de conducir teórico suplantando la identidad de algún inmigrante ceporrro o no demasiado familiarizado con la lengua de Cervantes.

Pero en este caso no de su misma raza, como ya nos tienen acostumbrados... sino haciéndose pasar ¡por chino!, con lo que el cante estaba asegurado.

Pero qui no s'arrisca, no pispa.

Además es multirreincidente, lo que no es óbice para que siga campando a sus anchas en la sabana española.


Candidato nº 3:

Un colombiano de 13 años que murió asfixiado practicando el juego del pañuelo, desconocido hasta ahora en España pero de larga tradición en la América profunda y que consiste en ceñirse esa prenda alrededor del cuello para experimentar la sensación de éxtasis que presuntamente produce la asfixia.

Y es que simples moqueros en manos de inmigrantes puden devenir tanto en venerados símbolos religiosos como en peligrosas trampas mortales.

Candidato nº 4:

El esloveno que, en la flor de la vida, murió asfixiado al quedar atrapado entre la ropa usada de españoles que Caritas Diocesana distribuye entre inmigrantes como él.

Las prisas nunca son buenas consejeras y de no haber sido tan impaciente ahora estaría vivo y con muda nueva obsequio de dicha ONG de la iglesia católica.

Candidato nº 5:

El veinteañero inmigrante de la Europa del Este aspirante a caco apresado por un anciano casi centenario (97 primaveras contaba el yayo) que no se resignó a que aquél le birlara los 500 € de la pensión y la cartilla del banco y emprendió una presecución en bicicleta tras el mangante a lo GTA, que desembocó en la captura y el posterior arresto del nuevo-español.

Candidato nº 6:

El rumano que de noche, en un tramo sin iluminación, sin vestir ningún tipo de prenda reflectante y seriamente tajado irrumpió en una carretera de la localidad valenciana de Alzira y perdió la vida atropellado, como era de esperar.

Porque los inmigrantes son más listos, más guapos, más honrados, más trabajadores y fornican más que nosotros, pero no son inmortales.

Candidata nº 7:

La venezolana que, junto a otros dos individuos también guacamayos y mediante la técnica de los peruanos, es decir, alertando a su inadvertida víctima de que tiene una de las ruedas del coche pinchadas para que ésta descienda del vehículo y los compinches la desvalijen, intentó birlarle la pasta a un murciano que resultó ser un agente de la Guardia Civil.

Candidato nº 8:

El ecuatoriano que murió electrocutado en Villanúa (Huesca) no realizando tareas de electricista o manipulando aparatos eléctricos, sino ¡mientras podaba un árbol!

Porque aunque algunos se empeñen en sostener lo contrario, no existe tarea alguna que no requiera un mínimo de cualificación, sentido común y prudencia. Y eso, en el caso de muchos forasteros, es como pedirle yucas al cocotero.


Candidata nº 9:

La niña rumana que quedó atrapada, como su rival el candidato esloveno, en un contenedor de ropa usada de Albacete destinado a los supuestamente más necesitados, sin que los dos compatriotas que la acompañaban y que seguramente incitaron a la menor a mangar algún Lacoste pudiesen evitar que mueriese asfixiada.


Candidato nº 10:

El colombianopiteco al que no se le ocurrió otra cosa que simular su propio secuestro y llamar a su familia en Colombia para exigirles el pago de la nada despreciable cantidad de 30.000 € a cambio de su libertad.

Aunque afortunadamente este serio candidato a Premio Darwin realizaba las llamadas desde su propio móvil y se le podía ver entrando y saliendo tranquilamente de su domicilio particular, por lo que la policía lo trincó ipso-facto.

Mi voto es para el picadillo de champiñones "tomados" de Castelldefels.Pinchad en los botones rojos con los altavoces encendidos:

No se puede ser más caradura que un sudaca, demostrado!! Dale aquí

O igual tiene razón el cónsul y la culpa fue del chá chá chá!!

Y esto sacado de un foro chileno

Todo un alarde de envidia y complejo de inferioridad sudaca publicado en Youtube:

Y ahora... alucinad un rato con la infinita gilipollez sudaca... "miren lo fea que son las españolas":

Bien... el panchito en cuestión enfoca primero a una que más bien parece sudaca, y luego a otra que vete tú a saber de donde será.

Ahora es cuando viene la risión, ya que en el siguiente vídeo podemos contemplar al sudaca que subió el anterior, lo precioso que es él, así como al ogro de su "mamita" y la larva de pandillero que hay en el carrito:

Complejo de inferioridad sudaca y odio hacia lo español?? 

Que cada uno saque sus propias conclusiones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...