16 agosto 2010

Plaga de crestas.-

Plaga de crestas; riadas de punkies radiantes de felicidad
invaden tu barrio como langostas. Parapapá.
Rompen, incendian, asolan, destruyen
con aire de gran amistad; con adoquines y bates de béisbol. Parapapá.
Entran a degüello en el supermercado
con gran alegría y con buen humor.
Patean todo el género a tomar por saco y sólo se llevan
la Coca-cola y un vino que ¡puagh!



Plaga de crestas; riadas de punkies radiantes de felicidad.
Por donde pisan no crece la hierba. Parapapá.
Entran a degüello en el supermercado
con gran alegría y con buen humor.
Patean todo el género a tomar por saco y sólo se llevan
la Coca-cola y un vino que ¡puagh!
Llega la pasma sedienta de gresca, radiantes de felicidad.
Llevan los ojos inyectados en sangre. Parapapá.

Botes de humo, pelotas de goma arrojan con gran amistad.
Con sus porrazos haciendo hematomas. Parapapá.
Pero no se libran de llevarse lo suyo, con gran alegría y con buen humor.
Varios huesos rotos y cabezas abiertas que siguen cantando "viva la vida y arriba el amor".



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...