11 noviembre 2010

Laboratorios de vivisección.-


Ratas, monos, conejos, perros, gatos, ratones, cobayas, entre otros... son continuadamente sacrificados por millones de laboratorios en todo el mundo.

Aunque nos parezca irreal y poco probable... es cierto que muchas de las principales empresas del mundo todavía  investigan con animales, sobre todo: las que producen medicamentos, cosméticos, artículos de aseo personal, de la casa e industrial, artículos de escritorio, anticonceptivos, pinturas y compuestos químicos, cigarrillos, aditivos alimentarios, armas, venenos, pesticidas, y muchas más...

La investigación es clasificada de acuerdo a sus propósitos industriales o científicos.

Los animales son utilizados para certificar la seguridad del producto final que llega al mercado, es decir, que éste no será tóxico ni perjudicial para los seres humanos.


Pero esta seguridad para el consumidor... oculta un horror inconmensurable tras las puertas de los laboratorios: animales viviseccionados, mutilados, heridos, cachorros separados de sus madres, inmovilizados y ciegos después de haber probado champús en sus ojos... úlceras en la piel, las orejas, sus entrañas, para probar la toxicidad de una serie de compuestos químicos diseñados para humanos.

(Tengo que decir que Hitler fue el primer mandatario en prohibir la vivisección y la experimentación con animales... aparte de dar una cartilla de racionamiento para cada perro o animal de compañía).

La que sale en las imágenes es la escuela abandonada del terror, el lugar de experimentación animal que tras su incorporación a una universidad cercana, perdió la independencia que tenía hasta ese momento.

Laboratorios custodiados a la merced del paso del tiempo, productos químicos en disolución y animales... muchos animales, a los que un día les tocó su turno…

Si tenemos la oportunidad de conocer el horror y sufrimiento que se esconde detrás de cada producto que utilizamos a diario en nuestras casas y trabajos... qué podríamos hacer contra ello??

Existe toda una serie de listados en la red de aquellas empresas que realizan sus productos sin experimentar con seres vivos y el resultado de estos, es igual o superior a quienes llegan a cometer toda esta serie de atrocidades.

Por poner un ejemplo, marcas conocidas como: Avon, Victoria´s Secret, Nivea, Pilot, Tommy Hilfiger, Donna Karan o Chanel entre otras.

Marcas prestigiosas, con un éxito rotundo en el mercado, pero que sus bases están podridas debido a que están aposentadas en el sufrimiento y tortura de seres vivos.


Desde la página web de la mayor organización del mundo en defensa de los derechos éticos de los animales, (con más de 2 millones de miembros y partidarios), PETA – People for the Ethical Treatment of Animals – se ofrece un completísimo listado sobre las empresas y marcas que realizan este tipo de test y experimentación y cuales no...

Todos estos animales metidos en formol, fueron empleados como cobayas para realizar todo tipo de experimentar y así instruir a los alumnos de la escuela:









 "Cuando un hombre tortura animales en los laboratorios viviseccionistas se lo llama científico, cuando un activista del A.L.F. libera a los animales torturados se lo llama ecoterrorista". Luciano Bonfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...