25 noviembre 2010

Una nueva especie que se mueve en las estaciones.-

Desde que el fenómeno inmigratorio estalló en éste, nuestro país... en todas las estaciones, ya sean de metro, tren, de autobús e incluso aeropuertos, abunda una nueva especie.

No... no hablo de mendigos con carritos de la compra llenos de cartones y demás atrezzo (estos son típicos de estaciones de autobús, incluso de las más recónditas), hablo de menores y mayores de edad moros o rumanos o vete a saber tú de que especie...

Cada día los inmigrantes se parecen más entre ellos, ya no distingo a un gitano de un pakistaní... o a un rumano de un sin-techo (todos los que nos llegan del este son de ir poco aliñados y con alguna bebida de alta graduación bajo el brazo... así como grandes amantes de dormir en los cajeros).

Bueno, que pierdo el hilo... no quería hablaros de las gitanas rumanas que van en horda por los vagones del metro de Madrid pidiendo con bebés y despistándote para ver si la hermana te roba la cartera... sino de esos elementos que frecuentan los baños públicos a cualquier hora del día... como un 24 horas.

Se les puede observar sigilosos... sin hablar... aguardando a un momento idóneo en el que cojan a un hombre despitado y con un ojo poco entrenado para tareas homosexuales, intentando pasar lo más desapercibido posible.

Dan muchas vueltas, de un lado a otro, como buscando algo que la gente honrada y trabajadora, ni siquiera llega a imaginar.

Los usuarios de este servicio suelen estar quietos, rondan los 50 o más, y suelen ser españoles ligeramente gordos, gafudos, y no te temblaría el pulso si tuvieras que asesinarlos, porque dan asco.

Si no adviertes gente así y decides entrar en el cuarto de baño, puede que les pilles una vez acabada la faena, por si acaso, mira por la parte inferior de los WC (Advertencia: ver sólo dos piernas no significa que no haya dos personas…), estate atento y si ves a dos personas que salen muy juntas sin dirigirse la palabra (en el caso en que la sección WC esté separada del resto), ahí tendrás a Prostituto y Cliente.

También podrás identificarles por el hecho de que ambos correspondan con las descripciones previamente dadas o en el caso de que uno de ellos vaya a enjuagarse la boca o similares.

Y es que... se está construyendo una feliz, mejor y nueva sociedad llena de inmigrantes, maricones, cebolletas, viejos de estaciones y comunistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...