15 diciembre 2010

Estrella del porno haciendo propaganda política


El deporte profesional se podría definir como un espectáculo banal que es sobredimensionado hasta lo "importantísimo" por razones económicas y de distracción, "pan y circo".
Si la mayoría de los presidentes de club de fútbol son potentados cuyos fines son la fama y el expolio y la mayoría de los políticos son oportunistas y vividores cuyos principales fines son el expolio y la fama... los políticos-directivos de fútbol como Jesús Gil, Juan Villar Mir o Joan Laporta serían potentados oportunistas aficionados al poder, el latrocinio y  a los juegos de pelota.

Se podría definir la propaganda política como la manipulación de las emociones (como el nacionalismo) para promover determinados intereses.

El mundo del fútbol también apela al nacionalismo-colores-tribalismo para sostener su negocio/distracción.
¿Qué mejor que unir la propaganda política con el fútbol? Y de paso, recurriendo a una de las técnicas publicitarias más efectivas, el erotismo.
Tras la apoteosis del nacionalismo españolista y las hazañas de "La Roja", nos encontramos con el nacionalismo catalanista exhibiéndose (nunca mejor dicho) delante del Bernabéu. Nacional-futbolismo erótico-político de la mano de Laporta y Lapiedra, la última moda en la propaganda política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...