17 abril 2011

Inmigración convertida en invasión.-

En este bendito país, lo peor que a uno le puede pasar es pisar accidentalmente a un inmigrante, porque acto seguido ya es un puto racista de mierda, un xenófobo, un nazi convencido, ultraderechista, cabrón de cuidado, criminal de guerra, genocida, asesino de mujeres y niños e intolerante. Eso sí, cuando un inmigrante le da una paliza a un español para quitarle cien euros en un cajero, viola a una mujer por ser española o asesina a un taxista para robarle los 20 euros de caja, es un pobre chiquillo con problemas de inadaptación y excluido socialmente. Y esta es la triste realidad.

Pero claro... a la autoridad competente (y eso de competente sólo es un formalismo) le interesa promover actitudes de santificación del inmigrante y envilecimiento del español. Según la ONG defensora de los inmigrantes, "Movimiento contra la intolerancia", (subvencionados con dinero público), "España es racista".

Y es que el pueblo pasa ya de todo esto... porque está harto de mentiras, harto de manipulación, harto de bipartidismo inútil, harto de políticos traidores y chorizos, harto de delincuencia y harto de favoritismos hacia cualquiera que sea extranjero, a nuestra costa.

Es fácil cruzarse con alguno de estos inmigrantes asesinos por la calle a diario; mucho más fácil que cruzarse con una banda de agresivos cabezas rapadas. Y también me siento amenazado por una horda de progres y vividores que no dudan en difamar a cualquiera que no piense como ellos calificándole de neonazi, racista y xenófobo, aunque sea mezclando términos que nada tienen que ver.

No es preciso ser neonazi, para tener sentido común y lógica, para ser contrario a una inmigración convertida en invasión, que se opone a la adaptación forzosa de los habitantes de este país a costumbres ajenas a él... y que se opone a ser tildado de racista y demás disparates por defender sus derechos como pueblo.

Hace poco en Barcelona cosieron a tres chicos a navajazos. A uno de ellos tuvieron que extirparle un riñón y una de las puñaladas le afectó al corazón. Los autores, según testigos oculares, amerindios sudamericanos de estética pandillera. La Generalitat creyó que legalizar estas bandas criminales en forma de "asociaciones culturales, deportivas y musicales" permitiría controlarlas, pero periódicamente se pueden leer noticias como ésta:


Habría que ir directo a la fuente del mal y preguntarse por qué se ha dejado entrar en España a gentes de esa calaña, capaces de integrarse en hordas depredadoras y movidos por un profundo sentimiento antiespañol, declaradamente racistas y con la idea inculcada en sus mentes que los españoles son el origen y la causa de todos sus males.


Echando a los inmigrantes y quitando las autonomías se terminaba con la crisis:

No lo verás en televisión, putos monos:

Y encima paren como conejos, la invasión no se detiene:

Esto nos aporta la inmigración:

Los socialistos se quitan la careta vendiendo a su pueblo por un puñado de votos:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...