28 abril 2011

La caridad nos matará.-

Como los elegidos de los dioses, como Sigfrido, te enfrentaste al dragón;
Como Amadís, luchaste con afán por la dama de tus desvelos, para librarla de las brujas;
como Garcilaso, hiciste poesía y caíste por el Imperio, sin casco ni coraza, a cara descubierta,
al asaltar el castillo de tus ilusiones.

En tierra de palmeras gallardas cual fuera y cerca del mar Mediterráneo,
clásico como tu cultura, luminoso como tu cerebro y azul como tu camisa,
reposa por ahora el cuerpo, pero tu alma habrá entrado ya en ese paraíso que cantaras,
y en donde en las jambas de las puertas, junto a los ángeles con espadas,
hacen guardia tus escuadras caídas cara al sol,
por Dios y por España victoriosa de todos sus enemigos, sin pactos ni mediaciones.

(Discurso de Raimundo Fernández-Cuesta), en memoria de José Antonio Primo de Rivera.



Ya no se hacen discursos como estos... poesía en estado puro.

Por qué te empeñas en hablar como un profundo ignorante, tu actitud hacia la cultura nos resulta denigrante, pon un poco de atención, deja de balbucear, que España no son toros, paratelo a pensar.

Dices amar esta tierra, pero no su condición, pues te enojas con su lengua, su cultura y tradición, siempre que esa tradición no tenga nada que ver, con comida, con violencia o con fumar y con beber.

Defiende tu nación, defiende tu cultura, no nos hables de los toros como ejemplo de bravura. Defiende tu nación, defiende tu cultura, a las lenguas regionales y a la literatura.

De que te sirve hablar de una España fuerte y grande, si al oír su propia lengua no hay nada que te atañe, pues te has alejado de ella, siendo ahora un ignorante, ya no entiendes sus refranes, ni su léxico abundante. Don Cervantes de Saavedra ejemplo de valentía, defensor de la cultura, enemigo de la alevosía, eres nuestra España grande, junto a muchos otros tantos, que aunque en diferente lengua, la ensancharon con sus cantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...