22 mayo 2011

Animales que no vais a ver nunca más, salvo en foto.-


 Hay 3.325 especies con el agua al cuello. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en 2.009 catalogó a 17.291 animales en vías de extinción (el 36% de la población total del planeta).

Se establecen tres categorías que son: En peligro crítico, cuando su población ha disminuido de un 90% a un 80% en la última década o tres generaciones... o bien su número total es menos a 250 individuos maduros. En peligro, cuando la especie se enfrenta ante un alto riesgo de extinción, su hábitat se ve amenazado y su población disgregada... y Vulnerable, el paso previo a las otras dos, cuando la distribución natural ha disminuido.

Una vez desaparecidos, el daño es irreparable. Hoy tenemos 3.325 especies están en peligro crítico y la lista sigue aumentando. Aun se puede evitar. Hubo otros que habitaron este planeta y han desaparecido para siempre. Como recuerdo de que alguna vez existieron y vergüenza por dejarlos marchar, nos quedan únicamente las últimas fotografías de los últimos de su especie, que se conservaron cuando ya era irremediable conservar al animal. Esta lista se reduce a 11.

Animales con fecha de defunción:


Este Tigre de Tasmania, se llamaba Benjamín y murió el 7 de septiembre de 1936, en el zooloógico de Hobart de Tasmania, Australia. No era ni félido ni cánido, sino un marsupial. Le llamaron tigre por su pelaje amarillo con rayas negras... y lobo por su aspecto de perro, pero realmente era el marsupial (sus crías se desarrollan en una bolsa o marsupio) carnívoro más grande conocido, con un grado de apertura de sus mandíbulas de más de 90º y 46 dientes, podía comerse a un canguro entero.

Su pariente más cercano es el llamado Demonio de Tasmania. La familia de Benjamín ocupó todo el continente australiano, pero hace 100 años su espacio se vio reducido a la isla de Tasmania. Como los granjeros los consideraban un peligro, el gobierno de Tasmania ordenó su caza masiva. El último ejemplar en libertad, una hembra, murió en 1930 asesinada por el granjero Wilf Batty. Se habla de la posible clonación del tigre, ya que poseen ADN intacto debido a un error, conservaron un feto en alcohol en lugar de formalina, por lo que el feto no se conservó, pero el ADN de los tejidos sí.


Este animal mitad burro, mitad cebra, murió en el zoológico de Londres en 1.870, es la única foto que existe de Quagga. Era una subespecie de la cebra común, se caracterizaba por tener rayas sólo en la parte frontal de su cuerpo, el resto del pelo iba del marrón al marrón claro hasta acabar en el blanco a lo largo de las piernas. El último Quagga silvestre murió en manos de cazadores furtivos probablemente en 1870.


Martha se llamaba esta paloma, murió el 1 de septiembre de 1914 en cautividad, en Ohio, eeu. Hace 200 años, la paloma pasajera era el ave más común de América del Norte, sus ejemplares se contaban por millones. Cuando volaban en bandadas, durante su migración, podían tardar varias horas en pasar sobre un punto concreto. Pero, en apenas 100 años, se extinguió. ¿Qué pasó?. Que el pobre pajarillo se convirtió en el blanco de los cazadores coloniales. La carne de paloma se comercializaba como la comida más barata, especialmente para los esclavos y los pobres, lo que condujo a una campaña de caza a escala masiva catastrófica. Los agricultores la consideraban una amenaza... y en 1703, el obispo de Quebec excomulgó a toda la especie.


El Sapo Dorado (Bufo periglenes), murió en Costa Rica en 1989, llamado así por la coloración naranja brillante de los machos (las hembras son verdes), se descubrió por primera vez en 1966, en los nublados bosques tropicales que rodean Monteverde, Costa Rica, y desapareció en 1989. Según el biólogo Tim Flannery, su extinción  fue la primera desaparición de una especie debido al calentamiento global y el cambio climático.


El Bucardo, o Cabra Montesa de los Pirineos (Capra pyrenaica), murió el 6 de enero del 2.000, en Ordesa, España... por su cornamenta tan particular, fue objeto de caza indiscriminada. El último Ibex fue encontrado muerto debajo de un árbol en Ordesa, a la edad de 13 años, era una hembra, su compañero había muerto un años antes de viejo. Se trata de la primera especie que se ha intentado traer de vuelta por medio de la clonación, a partir del ADN de la última  hembra, sin éxito. En enero de 2009 murió el clon siete minutos después de nacer debido a una insuficiencia pulmonar.


El Bubal Hartebeest, era un antílope. Fueron domesticados por los antiguos egipcios como fuente de alimento y con fines de sacrificio. Es mencionado en el Antiguo Testamento. Pero no sobrevivió a la caza masiva. La última hembra murió en el zoológico de París.


El Tigre de Java, es una de las tres subespecies de tigre extintas. Era un poco más pequeño que las demás especies de tigres... y sus rayas más unidas, llegando casi a las 100. La disgregación de su hábitat, su caza furtiva por la piel y los disparos de los granjeros, acabaron con ellos. El último tigre de Java fue visto en 1972. Se considero oficialmente extinto en 1994.


 Pez nativo del desierto de Mojave. Los peces fueron descubiertos por primera vez en las Termas de Tecopa caliente en California en 1942 y su declive ha seguido poco después, cuando las aguas termales se canalizaron y se reemplazaron con casas de baños. El último clavo en el ataúd llegó cuando los hoteles y parques de remolques fueron construidos en la zona para permitir una mayor recreación de los turistas.


Hubo un tiempo en que estos asnos salvajes vivían en grandes rebaños en Mesopotamia. Su hábitat fue invadido por las tropas británicas en la segunda guerra mundial... y no pudo sobrevivir a los cazadores nómadas.


Este pacífico delfín vivía en el río Yangtze hasta 2008. La gran presa y las aguas contaminadas acabaron con él. En los cuentos tradicionales chinos se habla de este delfín como un símbolo de la paz y prosperidad.


La Foca Monje del Caribe era demasiado pacífica y amigable como para sobrevivir a los cazadores, tan ansiosos por conseguir su piel, su carne y su grasa. La suya fue una muerte anunciada, se veía venir, pero nadie la evitó.

1 comentario:

  1. triste pero cierto, aunque tambien el humano corre el riesgo de extingirse, echemos nuestra semilla en un plastiquito y hagamosle un favor al planeta tierra.....

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...