07 junio 2011

El rígido de horario del pequeño comercio, los llevará a la ruina.-

Siempre se ha defendido el pequeño comercio, frente a las grandes superficies. Pero la comodidad de ir a El Corte Inglés, al Mercadona, a los hiper en general, dónde lo encuentras todo rápido o en el horario que más te convenga a ti (no al comerciante), no es equiparable con las tres horas que abren por la mañana, dan carpetazo a mediodía y otras dos o tres horas por la tarde, que es lo que hacen en las tiendas pequeñas.

También es mucho más cómodo poder comprar en sitios dónde después puedes descambiar el artículo o te devuelven el dinero sin ningún tipo de problema, en los almacenes grandes hay todo tipo de tallas y modelos, sin tener que ir danzando por la ciudad de una tiendecilla a otra, para encontrar lo que vas buscando.

Sigo defendiendo el pequeño comercio, aunque los comerciantes a pequeña escala, deberían de replantearse su actitud y sus costumbres, para adaptarse a las nuevas necesidades de los consumidores... algo que desgraciadamente son muy reticentes a hacer. Cuando llega su hora, cierran a cal y canto y si pueden escaparse 5 o 10 minutillos antes, pues lo hacen. De hecho... diría que una parte importante de su declive la tienen ellos y solamente ellos. Su mentalidad rígida, su comodidad, su egoísmo y los abusos en los precios que han cometido muchos peces chicos, cuando no había peces grandes... han contribuido paulatinamente al hundimiento del comercio familiar, aparte obviamente de las circunstancias paralelas del mercado.

Y es que... estos horarios españoles nuestros... (lo de cortar a mediodía para comer y echar la siesta), y el hecho de que la mujer se haya incorporado al trabajo, en vez de estar en su casa cuidando de sus hijos, podrían ser objeto de un estudio psicológico... pero mientras sigamos en la situación actual, las tiendas no pueden seguir comportándose como si estuviéramos en los años 40, dando la espalda a la realidad social.

Hay muchas tiendas modestas que dan un buen servicio, pero, lo que no pueden pretender de ninguna manera es seguir con el horario de 10 a 1,30h y de 5 a 8h., (sin abrir los sábados por la tarde); porque a todas luces ese horario es insatisfactorio para todo el mundo (menos para ellos). La gente ahora sale de trabajar tardísimo y necesita ir a comprar casi por la noche.


2 comentarios:

  1. No generalices: eso de que la gente sale del trabajo tardísimo no es cierto. En mi entorno, la mayoría de la gente - por no decir todos - finalizan su jornada laboral a las 17-18h de la tarde. Por tanto hay tiempo de sobras para ir a comprar, recoger a los niños etc.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente el que está generalizando y está extrapolando lo que pasa en su entorno, con lo que le ocurre a la gente en general, eres tú.

    Desconozco que tipo de entorno será el tuyo, pero yo desde luego la gente que conozco (a no ser que sean funcionarios y salgan de trabajar a las 3 de la tarde), el resto, trabaja por la mañana y por la tarde, las medias jornadas ya se terminaron... y ahora con la crisis que tenemos, cada vez más.

    Se tiende a trabajar más y más horas por menos dinero (el llamado "cuencoarrocismo"). La gente que tiene la suerte de trabajar, no tiene tiempo ni de rascarse la cabeza... así que cuando terminan de recoger a los niños, atenderlos, limpiar su casa, comer y otros menesteres propios de la vida diaria, se dan cuenta de que todas las tiendas están cerradas, así que... o van a las grandes superficies que tienen un horario más amplio o se quedan sin poder comprar.

    Hay que ir cambiando las mentalidades, el ganar mucho y trabajar poco, el tener varios coches, una casa y otra más para veranear... el vivir por encima de tus posibilidades, ya se terminó. Ahora el tendero tiene que trabajar más horas para ganar lo mismo (o menos) que antes. Adaptarse o morir, no queda otra.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...