03 julio 2011

El agua embotellada no es tan buena como nos hacen creer.-

Mucha gente cree que el agua embotellada es más segura y limpia que la que sale del grifo, pero de eso nada. Un grupo de investigadores europeos, ha descubierto que el agua envasada que se vende en botellas de plástico tipo PET, tiene un inconveniente: contiene ligeras cantidades de antimonio, que es un mineral tóxico que se utiliza mucho en la fabricación de envases.

"En Europa se usan botellas de plástico que contienen antimonio, que es una sustancia venenosa. Pero lo más preocupante es que la hemos encontrado en el agua envasada», asegura el geoquímico noruego Clemens Reimann, del NGU (Norges Geologiske Undersokelse), la institución noruega de investigaciones geológicas", dice al diario Adresseavisen.

El grupo en cuestión ha estado analizando también el agua embotellada de unas 1.500 marcas distintas, procedente de manantiales conocidos, que se vende en los supermercados europeos. Y aunque los análisis continúan, el investigador afirma que las botellas de plástico utilizadas por la mayoría de los fabricantes europeos "filtran" el antimonio al agua envasada en estos recipientes.

"Esta sustancia se queda en el envase, pero también se filtra al agua y su nivel aumenta cuanto más tiempo pase envasada y más alta sea la temperatura del lugar donde se almacena", señala Reimann al diario noruego.

-Las autoridades sanitarias de la Unión Europea permiten que el agua embotellada contenga hasta cinco microgramos de antimonio por litro. En Japón sólo se permiten 2 microgramos por litro. Este límite no se alcanza ni se supera en los resultados de los análisis.

Lo preocupante para los científicos, aunque el agua en la naturaleza contiene antimonio, es que "la mayor parte del que hemos encontrado procede del plástico con el que están fabricadas las botellas", dice Reimann. El científico recomienda a los fabricantes europeos de envases que sustituyan el venenoso antimonio por el inofensivo titanio, como ya han hecho países como Japón.

En la Unión Europea se embotellan unos 33.000 millones de litros de agua al año. En países como España, el material más utilizado para los envases es el plástico, por tanto y de acuerdo con la investigación... el tipo de envase conlleva ciertos riesgos. Sin embargo, el agua embotellada es la opción más recomendable en los viajes al trópico o en general cuando se viaja a un país extranjero.

El denominado PET, siglas en inglés que significan Polyethylene Terephtalate, un tipo de plástico muy usado para fabricar envases de bebidas y textiles.

El Antimonio es uno de los elementos químicos naturales que en grandes dosis es tóxico. También es uno de los elementos químicos que en pequeñas concentraciones es venenoso. La ingestión de 100 miligramos se considera muy peligrosa para la salud.

Otra de las contraindicaciones del antimonio, es que en dosis mayores causa daños en el hígado y paraliza las funciones de algunas enzimas.

Si dejas una botella de plástico con agua en el coche durante días calurosos y te bebes después ese agua, corres el riesgo de desarrollar cáncer de pecho. La cantante Sheryl Crow dijo en el "Show de Ellen" que ella sufrió cáncer de pecho a raíz de algo similar.

Cuando calientas alimentos en el microondas en recipientes de plástico o sencillamente los envuelves en film transparente para recalentarlos, estás tomando igualmente antimonio, debes hacerlo en recipientes de cristal o de cerámica que soporten el calor.

Resumiendo: Bebe agua caliente de una botella de plástico y morirás sin remisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...