10 agosto 2011

Niño de siete años embarazado.-


Esto sucede en Kazajistan, Asia central, (casi todas las desgracias de la humanidad se concentran siempre en los mismos puntos, terremotos, volcanes, deformaciones en las personas), el vientre de un niño de 2 años estaba más abultado de lo normal y con tres años estaba ya desmesurado.

Si esto le hubiera ocurrido a un niño de una familia normal, lo hubieran llevado al médico ante los primeros síntomas, pero esta gente es así, los padres decían: "Notamos que su estómago estaba muy inflamado, pero pensamos que eran parásitos y que ya se le pasaría".

Por lo visto en esas zonas del planeta dejadas de la mano de Dios, el concepto "tiempo" es bastante ambiguo, ya que dejaron pasar cuatro años más y el problema del niño iba en aumento. El gemelo parásito que el niño tenía dentro le causaba dolores y problemas psicológicos; tenía que acudir al colegio y soportar las risas y burlas de los otros zagales, (como no son crueles los niños...).


Cuando tuvo siete años... estando un día en la escuela, empezó a quejarse de dolores en el vientre y de no poder respirar. El profesor decidió enviarlo al hospital (sus padres lo hubieran dejado que rabiara). Los médicos tras unas pruebas preliminares, pensaron que se trataba de un enorme quiste que estaba oprimiendo el estómago y los pulmones al niño, (quién se iba a imaginar). Cuando por fin se dispusieron en el quirófano para operarlo, no imaginaban lo que se iban a encontrar.

El supuesto quiste, tenía pelo y manos y piernas. El gemelo no nato del zagal, había continuado su crecimiento dentro de su propio vientre (fetus in fetus); el feto compartí venas y ciertas terminaciones con el embarazado, lo que hizo que no dejara de crecer en ningún momento.


(La traductora del vídeo trabaja por las tardes de operadora en el 1004).

El niño ya tendrá 13 años y consiguió salir bien parado de la operación... otros no tienen tanta suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...