22 agosto 2011

Rudolf Hess 46 años preso por querer la paz.-

La sepultura de este gran hombre, se había convertido en un centro de peregrinación neonazi, por lo que para evitar que siguiera teniendo seguidores, la desmantelaron el mes pasado de madrugada. Desaparece de este modo la tumba del compañero de lucha y de cárcel al que Adolf Hitler dictó Mi Lucha.

Sus restos serán quemados y esparcidos por el mar, después de que la comunidad cristiana evangélica, presionada por los judíos denegara a sus descendientes el arrendamiento del sepulcro.

Estos demócratas es que no respetan nada!! Ni a los muertos, ni su lugar de reposo. Es una profanación en toda regla.

Este hombre, lugarteniente y mano derecha de Hitler, fue mandado a Inglaterra para negociar la paz y evitar la guerra, nada más pisar suelo inglés fue detenido y encarcelado en una cárcel de máxima seguridad, bajo presión y torturas, aguantó vivo hasta los 93 años, edad en la que fue asesinado por el servicio secreto británico, hicieron ver que el anciano se había ahorcado con un cable él solito, cuando no podía ni sujetarse en pié sin ayuda.

Durante todos los años que estuvo en la cárcel, las pocas personas que lograron verlo, tenían prohibido estrecharle la mano y sus carceleros requisaban sus gafas todas las noches, tenía prohibido recibir flores. Hess a pesar de las torturas jamás renunció a su ideología, ni maquilló su biografía, ni negó su entusiasmo nazi.

Tras su muerte, demolieron también la cárcel de Spandau.





"No importa lo que me hagan los hombres, algún día estaré ante el trono del Juez Eterno. Ante él me responsabilizaré y se que él me declarará inocente". (Rudolf Hess, Núremberg 1946).-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...