12 noviembre 2011

Chernobyl, el fraude más grande del siglo XX.-

La explosión de de Chernobyl no mató a miles de personas, ni tampoco contaminó grandes áreas de terreno durante cientos de años.

Veintitrés minutos después de la una de la mañana del 26 de abril del 1986... una enorme explosión ocurrió en la unidad número 4 de la planta nuclear de Chernobyl, en Ucrania. Grandes cantidades de material radiactiva fueron lanzados a la atmósfera.

El mundo entró en pánico (empeorado por la falta de información confiable, bloqueada por la censura del gobierno de la Unión Soviética). Los titulares de prensa en occidente pregonaban: "Hecatombe en Chernobyl" "Hiroshima, Nagasaki, Chernobyl" "Muerte desde Chernobyl" Respetables diarios y revistas anunciaban: "Miles de cuerpos están siendo sepultados en Chernobyl." La atmósfera de miedo que comenzó a desarrollarse paraliza a la opinión pública todavía en nuestros días.

Cuando en realidad... el accidente de Chernobyl no representa una de las tragedias más grandes del Siglo XX, la explosión no mató a miles de personas, ni tampoco contaminó enormes áreas durante cientos de años. Más aún... las dosis de radiación a las que fueron expuestas las poblaciones de Rusia, Ucrania y Bielorusia, casi no han tenido impacto sobre su salud (esta gente no sufre de leucemia con mayor frecuencia, ni dan a luz más niños con defectos congénitos). Esas son las conclusiones del reciente informe del UNSCEAR, que fue preparado por los 142 expertos más prominentes de 21 países.

Pero después de 15 años desde el accidente, está claro que este evento fue bien usado por las organizaciones ecologistas y antinucleares. "Gracias" al "desastre de Chernobyl" el desarrollo del programa de energía nuclear ha sido demorado por varias décadas.

La planta nuclear de Chernobyl está rodeada por una zona cerrada de 30 kilómetros.


De acuerdo con los autores del informe del UNSCEAR, tan sólo 134 miembros del personal de la planta y de los equipos de emergencia fueron expuestos a dosis muy elevadas de radiación ionizante... y en consecuencia sufrieron de la "enfermedad aguda de radiación". Veintiocho de ellos murieron a causa de la radiación... y dos a causa de quemaduras generales. Esas fueron las únicas muertes registradas.

Cerca de unas 381.000 personas que estuvieron encargadas de la eliminación de las consecuencia del accidente resultaron expuestas a dosis de radiación ligeramente superior a los 100 mSv (miliSievert). Se cree que una sola dosis de 2.000 mSv impone un riesgo de muerte. Del examen de esa gente ocupada en los trabajos posteriores al accidente se obtuvo la conclusión de que son actualmente más saludables que el común de la gente no expuesta a la radiación (según dice el profesor Zbigniew Jaworowski, del Laboratorio Central de Protección Radiológica y uno de los co-autores del informe, que desde 1973 representa a Polonia en el UNSCEAR).

Como se declara en el informe del UNSCEAR: "Catorce años después de del accidente de Chernobyl no existe ninguna evidencia científica de un aumento de la incidencia de cáncer, aumento de la mortalidad... o la existencia de otras enfermedades atribuibles a la radioactividad.

Por otro lado... se ha observado un significativo aumento de la incidencia de desórdenes psicosomáticos relativos a los sitemas respiratorio, digestivo y nervioso. Pero estos desórdenes no han sido causados por la radiación sino por el miedo. La gente tiene miedo de haber sido expuesta a la radiación... o viven en un territorio contaminado y temen algún día poder desarrollar cáncer.

Según el Profesor Ilyin: "Los medios de prensa exageraron esta tragedia, una y otra vez al prestar oídos a varios "expertos". Por ejemplo... muy recientemente una publicación quincenal de Rusia "El Eco del Planeta" afirmó que Chernobyl había sido el peor desastre de la segunda parte del Siglo XX. En el artículo publicado allí se descubren estimaciones totalmente inventadas sobre las consecuencias de este accidente, porque ¿cómo tendríamos que juzgar la información de que 300.000 personas resultaron muertas? De hecho... las consecuencias más peligrosas son las de índole psicológica, que han sido causadas por el miedo y la reubicación de las poblaciones de áreas que fueron consideradas (muy apresuradamente) como peligrosas.


Inmediatamente después del desastre, miles de mujeres embarazadas de Ucrania y Bielorusia decidieron... o fueron persuadidas por los médicos, de realizarse un aborto. La cantidad de abortos en esas dos naciones Soviéticas durante 1986-97 fue igual a la tercera parte del total de niños nacidos en la Europa Oriental. En algunas regiones la cantidad de pérdidas naturales del embarazo dio un salto hasta el 25%. ¿Por qué? Las mujeres tenían miedo de dar a luz a mutantes. Mientras tanto, después del desastre, el número de niños nacidos con serios defectos en Ucrania no ha aumentado.

 En 11 días se reubicaron 117.000 habitantes de nuevo en la planta nuclear:


"La gente reubicada no murió de dosis letales de radiación, sino a causa de altos niveles de estrés. Nosotros observamos reacciones al estrés similares en Polonia, durante la inundación de 1997. Mucha gente murió, no ahogadas... sino a causa de ataques del corazón," agrega Waligórski.

Mientas las autoridades ucranianas estaban clausurando con solemnidad los últimos reactores nucleares de Chernoby en el 2.000, la prensa, la radio y las cadenas de televisión de todo el mundo estaban aún desparramando las visiones Apocalípticas del desastre. En los despachos de agencias de noticias de Polonia, se podía leer lo siguiente: "La cantidad de víctimas en Ucrania de la explosión nuclear excedieron las 4.000, y 3,5 millones de personas sufren en diversos grados la contaminación radioactiva. (...) Hasta el día de hoy no hay información sobre el número de vidas tomadas por el desastre, que varias fuentes estiman entre 15 y 30 mil."

Los informes de la televisión mostraron a su vez la desierta ciudad de Prypiatleucemia?"

Desde un principio, los medios estaban promocionando una visión trágica y exagerada del desastre. En mayo de 1986, la prensa de los eeuu informaba que la explosión del reactor había matado a 80 personas de inmediato, que otros 2000 más habían muerto camino de los hospitales, y que sus cuerpos no eran enterrados en los cementerios sino en un lugar llamado Pirogovo, donde existe un repositorio de residuos nucleares. El gigantesco titular del New York Post anunciaba: "Tumba masiva "en Kiev 15.000 cuerpos humanos son empujados por topadoras a los pozos de basura", mientras que el National Enquirer describía a una gallina mutante de 2 metros de altura, capturada por cazadores en los bosques cercanos a Chernobyl.

Lo interesante del asunto es que historias igualmente absurdas aparecieron en la prensa no sólo en los tiempos en que las autoridades soviéticas impedían la obtención de información confiable sobre el accidente, sino también muchos años después. En 1.990, el principal diario de Noruega, Aftenposten publicó un largo artículo titulado "Chernobyl - Una Pesadilla Constante." Este artículo fue ilustrado son las fotos tomadas por un fotógrafo Polaco llamado Wojciech Laski, mostrando a dos niños con serios defectos congénitos (uno de ellos, con un solo brazo), supuestamente causado por la radiación. Cinco años después, el 13 de octubre de 1995, Reuters informó que 800 mil niños habían sido afectados por las consecuencias del accidente de Chernobyl, que era "tan terrible como un ataque nuclear".

Prypiat, una ciudad abandonada:


Maria Pietrovna regresó a 15 kilómetros de Chernobyl, un año después del accidente. Ella no se queja de su salud y come los alimentos que cultiva en su tierra:


Y entonces, por qué se explota tan laboriosamente al mito de Chernobyl? La respuesta es... el dinero... el dinero y el dinero.

Ucrania y Bielorusia heredaron una pesada carga de la Unión Soviética. Las autoridades Soviéticas concedieron pensiones y privilegios sociales (equivalente más o menos a una docena de dólares americanos) a unas 600.000 personas (consideradas como víctimas de la explosión). Se estima que a día de hoy unas 3 millones de personas reciben algún tipo de privilegio a cuenta de "un permanente detrimento de la salud causado por la radiación de Chernobyl."

Ningún político se atrevería a retirar esos subsidios y privilegios. Hasta el año 2015, en una empobrecida Bielorusia, sólo los "pagos de alivio de Chernobyl" suman 86.000 millones de dólares. A esto se deben agregar los costos de los arreglos de seguridad para el reactor arruinado.

La construcción del super-sarcófago (el actual de concreto está en mal estado) costará 300 millones de dólares. Hasta la fecha, los Estados Unidos y la Europa Occidental han transferido 800 millones para la eliminación de las consecuencias del accidente; el Banco de Desarrollo y Reconstrucción (EBDR) planea contribuir con 2.3 mil millones de euros.

Kiev reclama que, durante los próximos 20 años, afrontar los gastos de las consecuencias del accidente le costará 5 mil millones!! En Ucrania se escucha a menudo que el vehemente reclamo de los políticos para mayor apoyo financiero "para liquidación de las consecuencias del desastre de Chernobyl"...  tiene sus raíces en el hecho de que alguna parte de este dinero irá para parchear los agujeros del presupuesto del Estado y otro poco a los bolsillos de los burócratas.

El museo en Kiev corrobora el Mito del accidente en Chernobyl. Las fotos muestran a las víctimas del desastre:


Desde el mismo principio, el desastre de Chernobyl se convirtió en la principal arma usada por las ongs ecologistas en su guerra contra la energía nuclear. El accidente y sus supuestas horribles consecuencias tendrían que ser una advertencia para todos aquellos que planean la construcción de centrales nucleares.

Esta campaña ha tenido mucho éxito. En Alemania, el parlamento dominado por los Social Demócratas y miembros del Partido Verde decidieron desmantelar todas las estaciones nucleares de generación eléctrica. En Francia... los ecologistas presentaron una demanda similar. Mientras tanto, los ecologistas que llevan adelante esta feroz batalla contra las plantas nucleares son acusados por el lobby nuclear de estar pagados por la industria del gas y del petróleo, interesadas en cerrar las actuales centrales nucleares y demorar la construcción de futuras plantas.

"La organización ecologista Greenpeace dispone de más dinero que el presupuesto de algunas naciones Africanas. ¿De dónde proviene este dinero?", pregunta el Profesor Lukasz Turski, del Centro de Física Teórica y Colegio para Ciencias de la Academia Nacional de Ciencias en Varsovia.

"Greenpeace es una de las organizaciones más fuertes que luchan contra la energía nuclear. Esta organización es bien conocida por sus muchas acciones positivas en defensa del ambiente, pero está profundamente equivocada en el caso de las plantas nucleares de generación de electricidad. Quizás esa gente está siendo manipulada ... Gente que se autotitulan "ecologistas" no pueden ser sordos a todos los argumentos racionales. La energía nuclear ejerce el menor de los impactos sobre el ambiente, en contraste con las plantas que queman carbón. El miedo a la radiación se enraiza principalmente en la ignorancia. La radiactividad es asociada con algo misterioso y extremadamente peligroso,"enfatiza el Profesor Sujkowski.

Las organizaciones ecologistas, siempre tan ruidosas para hacer públicos desastres en Ucrania, son reticentes para mencionar un accidente similar que tuvo lugar en marzo de 1979 en Three Mile Island, Pennsylvania, USA, y donde... como en Chernobyl... el núcleo del reactor se derritió. Pero gracias a condiciones adecuadas de seguridad, no se liberó a la atmósfera ninguna radioactividad peligrosa, nadie en las proximidades sufrió consecuencias... y las dosis de radiación obtenidas por una docena de operarios de la planta no fueron perjudiciales para su salud. Así que parece que el problema no está en el combustible nuclear, sino en la utilización de sistemas de seguridad apropiados.

"Aún cuando la explosión hubiese causado la muerte de varios miles de personas, este no sería por cierto el peor desastre de la segunda parte del Siglo XX" considera el Profesor Turski. "¿Quién habló con fuerza sobre las consecuencias del accidente ocurrido en 1.984 en la planta de pesticidas en Bhopal, India? En este desastre se liberaron al aire grandes cantidades de materiales tóxicos, matando a más de 15.000 personas. ¿Cuántas miles de personas mueren anualmente a causa de los contaminantes emitidos por las usinas que queman carbón?"

Quemar un millón de toneladas de carbón, libera a la atmósfera 20 toneladas de polvo, 25 toneladas de dióxido de azufre, 6 toneladas de óxidos de nitrógeno y 20 mil toneladas de dióxido de carbono. El efecto perjudicial de esas sustancias para la salud humana es fácil de imaginar. En Polonia se queman anualmente 30 millones de toneladas de carbón en las estufas y cocinas hogareñas, donde no existen filtros. En comparación... una planta nuclear de 1000 MW (todas las plantas convencionales de generación eléctrica en Polonia sumarían 30.000 MW) genera solamente 30 toneladas anuales de residuos nucleares radiactivos.

"Si toda la energía eléctrica y de calor de Inglaterra fuese producida por centrales nucleares, todos los residuos radiactivos generados por esas plantas podrían almacenarse en un área igual a un campo de fútbol,". El problema de los residuos radiactivos no es más que otro mito, que es impulsado para convencer a la gente de que las centrales nucleares son perjudiciales. Tales residuos pueden ser perfectamente manejados de la manera adecuada.

Si nos decidiésemos a obtener energía sólo de fuentes convencionales, estas fuentes se agotarían rápidamente. El agotamiento del petróleo no sólo significa la falta de combustible para los hornos o los vehículos. ¿A partir de qué produciremos plásticos y algunos textiles?. 

Si la atmósfera de miedo que rodea a las plantas nucleares, formada por el tratamiento mitológico del accidente de Chernobyl, no cambia rápidamente...  en unas pocas décadas una congelada humanidad comenzará frenéticamente a construir centrales nucleares... y entonces tendremos una causa real para temer, porque esas plantas serán construidas a toda prisa y de forma chapucera.

4 comentarios:

  1. Con todo el respeto, creo que estas mal informado o que trabajas en una central nuclear. Las compañías eléctricas, de gas y petroleras están íntimamente relacionadas. Hay oído hablar de Repsol Butano, o de Endesa y el Gas Natural. Las centrales nucleares son rentables porque como en el caso de Garoña la pago el pueblo español y la explota una compañía privada. Los planes de Protección Civil los paga el Estado, en el caso de Fukusima las indemnizaciones y el coste de reparación lo paga el Estado Japones, eso si que es un negocio. Como no son dañinas podian sugerir hacer una en la Castellana en Madrid o en la Gran Via en Bilbao y un cementerio nuclear de esos inofensivos en el centro de Barcelona. El incidente de Three Mile Island y el de Chernobil no fueron ni parecidos en cuanto a dimensiones de la catástrofe. Y lo unico que estoy de acuerdo es en la desvergüenza de Union Carbide la compañía que produjo la tragedia de Bhopal, liberando una inmensa nube de isocianato de metilo. Criminales es lo que son. No he visto a nadie que defienda la energía nuclear que se vaya a vivir al lado de una central. Te sugiero que, aunque este bien ver todas las posturas, hay cosas que cuando se conocen no tienen defensa racional.

    ResponderEliminar
  2. Esa información no la he dado yo, la ha dicho el Comité Científico de Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica, imagino que esa gente sabrá más que tú y que yo del tema, aunque también cabe la posibilidad de que manipulen la información, nada es descartable.

    En el caso de Fukusima puede que las indemnizaciones las pague el estado japonés, en el caso de Chernobyl recibían ayudas de otros países, de ahí su rentabilidad.

    Como dice el Profesor Sujkowski, si las centrales nucleares tienen sus correctas medidas de seguridad no hay problema alguno, de hecho cuando explotó una en Pennsylvania, no se liberó a la atmósfera ninguna radioactividad peligrosa.

    La cuestión no es central nuclear sí o central nuclear no... la cuestión es... o centrales nucleares o vuelta a la Edad Media.

    ResponderEliminar
  3. Científico de Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica, ¿de que van a vivir estos sino hay centrales?. Sabias que Garoña en su máxima producción produce 460 MW de potencia y que hace dos años salio al mercado un generador eólico de 7 MW se llama Enercom E-126 con 70 molinos como este quitamos una Central. Pero apoyar energías alternativas no es un opción para las multinacionales, prefieren que sigamos dependiendo de generadores atómicos del siglo pasado, así nos suben la factura cuando quieren y a callar. Ellos tienen los medios de producción, eso se llama monopolio y robo a la gente. Antes que me digas, cuanto cuesta un molino te lo digo uno de este tipo sobre el millón de euros y ahora te pregunto ¿Sabes cuanto cuesta una central nuclear? ¿Sus planes de protección civil? ¿La gestión de sus residuos?. La energía nuclear es rentable cuando la pagan los estados y los beneficios se los llevan las oligarquías económicas.
    Si se popularizasen este tipo de energias en unos años se pudieran montar pequeños molinos en las casa y nuestra factura no seria tan gorda... ¿pero y las eléctricas? ¿de que vivirían las eléctricas y los bancos que son sus propietarios?

    ResponderEliminar
  4. TODAS las energías alternativas dependen en mayor o menor grado del petróleo y el cenit de extracción del petróleo llegó en el 2005, lo demás se puede deducir... http://esohavuelto.blogspot.com/2011/03/el-petroleo-se-acaba-pruebas-y-senales.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...