13 febrero 2012

En España sólo van a la cárcel los pobres.-


Si eres un ciudadano de a pie, es muy fácil que puedas terminar en la cárcel, por ejemplo... te retiran el carnet de conducir y te pillan conduciendo... ya vas "pá dentro".

Otro ejemplo, das con un policía chulo, (la mayoría de ellos lo son); tú te defiendes y serás condenado por "atentado a la autoridad" o sea que "pal trullo".

Pero, existe una casta superior, también llamados los aforados, unos son los políticos y otros los parientes del rey.

Contra Pepiño hay pruebas más que concluyentes de sus delitos; la primera es la lógica, ya que con un sueldo de ministro, ha logrado acumular un patrimonio cercano a los dos millones de euros y todo esto mientras pagaba 1.200 euros al mes por llevar a sus hijos al colegio más elitista.

Lo de la "multiculturalidad" nos lo dejan los progres para los votantes cuatrianuales, ellos nunca han convivido con los "pagapensiones".

Respecto a Urdangarín más de lo mismo, en pocos años ha pasado de ser un deportista de medio pelo a tener un patrimonio superior a los 12 millones de euros. Sólo en cuatro años compró un palacete en Barcelona y otras siete viviendas. Y eso que dirigía una fundación "sin ánimo de lucro".

Me apuesto 5 Vodafones a que ninguno de estos "corrutos" va a la cárcel... al chiquero no va ni la Pantoja.

Y es que los sistemas políticos, cuanto más complejos, más dan lugar a tejer redes clientelares y por lo tanto son más proclives a la corrupción y es que España con sus 17 autonomías, sus 50 diputaciones y sus 8.213 ayuntamientos son un terreno más que abonado para la corrupción política.

Tenemos más de 80.000 políticos en la Piel de toro. Concretamente en este momento más de 1.500 de ellos están encausados por corrupción. Los que se han librado, ni se sabe, ni se sabrá.

Por otro lado, el oscurantismo que cubre todo lo relacionado con la Casa Real da lugar a casos como el de Urdangarín.

Los Albertos, eran íntimos amigos del rey, tenían una orden firme de ingreso en prisión por parte del Tribunal Supremo. Habían sido condenados en el caso URBANOR por timar a sus socios con millones de euros. Recurrieron a ese tribunal para privilegiados que es el Constitucional, y se fueron de rositas.

Vuelve a cumplirse el dicho de que la democracia es sólo de "boquilla", la realidad siempre es otra muy diferente a lo que marcan los artículos de la constitución; o dicho de otro modo, "La democracia es la reina de la corrupción".

2 comentarios:

  1. Alcocer y Cortina no tenian la orden firme que dice porque la ejecución de la sentencia fue interrumpida al aceptar a trámite el Constitucional su recurso, y han sido cuatro veces absueltos por ese caso (Audiencia, Constitucional y dos sentencias del Supremo) por lo que usted esta mal informado

    ResponderEliminar
  2. En realidad NO a la carcel en España van los pobres por supuesto, pero sobre todo van los que no tienen padrinos, los desprotegidos de los políticos o las personas que estorban al sistema.
    Naturalmente van los chorizos , pero solo si son de derecho común, en cuanto anda de por medio la política el chorizo es considerado como un bien patrio a proteger y es intocable.
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...