15 julio 2012

Los Santos sí que saben sufrir.-

Hay que aprender de los  Santos, ellos nos enseñan que la perfección está al alcance de cualquiera. Pues ellos fueron también hombres y mujeres sencillos, llenos de flaquezas, de pasiones y con frecuencia de culpas.

Ellos también se han abandonado, han cedido, pensando que jamás podrían desprenderse del olor a pecado que nos acompaña a los humanos. Pero... han sabido sufrir.

Han sabido levantarse detrás de cada caída, estando siempre decididos a estar más alerta que antes, más alerta cuanto más débiles estuvieran.

La virtud no es una revelación repentina, sino que es una conquista dura, lenta y difícil.

Los Santos también han sentido el goce sobrehumano de saberse por fin, vencedores de su pensamiento y de su cuerpo.

La lucha y el martirio de los Santos, nos enseña que la felicidad en la tierra e incluso más allá de ella está al alcance de cada uno y a cada uno de nosotros se nos ha dado una VOLUNTAD para poder servirnos de ella.

El espíritu antes que el cuerpo, es el que gana o el que capitula.

No hay que olvidar que somos nuestros dueños.

Podemos caer en el abismo o podemos evitarlo.

Todo puede hacerse, todo puede no hacerse.

Leon Degrelle.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...