17 octubre 2012

Barcos anclados en la nieve.-


Los cementerios de barcos no son para nada inusuales, se quedan ahí, arrinconados en ensenadas de aguas contaminadas y negras, normalmente en las lindes de los puertos industriales y mercantes. Estos enormes gigantes de acero, son abandonados hasta que el salitre, el óxido y las ratas, los dejan reducidos a un amasijo de hierros semi-hundidos y retorcidos.

El desguace de estos grandes barcos costaría demasiado y en la mayor parte de los casos, cuando ya ha terminado su vida útil, quedan varados en estos cementerios durante años y años.

Es posible que nadie pensara, cuando dejó de usarse la madera para la construcción de los barcos en este pequeño detalle, y con el paso del tiempo, el tamaño de los barcos creció tantísimo que ha imposibilitado el desguace o reciclaje de sus armazones.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...