01 octubre 2012

Jose Manuel Sánchez Remon el Diablo de los Ojos Verdes.-

El Caballero Legionario Remón se ha convertido en una historia viva de La Legión, en silencio... con la disciplina que este cuerpo impone a sus miembros, el subteniente ha colgado definitivamente su uniforme verde, ha dejado colocado su chapiri con hilos dorados en la vitrina de su casa para tener presente siempre y no olvidar nunca el sacrificio que tanto le ha costado conseguirlo.

Ahora es un civil anónimo... y como si de una fotografía antigua se tratara, ha dejado en el recuerdo de todos un tiempo de juventud, del despertar de las ilusiones y de fuerza en la vida. Tenía un carácter ácido y seco, pero sus sentimientos eran honrados, nobles y profundos, en los que el compañerismo era para Pepe lo primero.

Tenía un carácter indómito que lo ha llevado siempre al límite y no precisamente por ser extravagante, sino por su alto sentido del honor y del deber. Le ha plantado cara en más de una ocasión a la política, él no sabía de traiciones, sólo de compromiso, lealtad y fidelidad a sus principios. El tiempo nunca lo cambió, ni los mandos tampoco, esos mandos que también han sabido perdonarle sus vicios y sus defectos.

Por eso se ha hecho tanto de querer, porque cien veces quieres castigarle y cien veces lo redimes.

Cuando esta Semana Santa pasada, frente a la Esperanza, por la que tantas veces desfiló Pepe, en un homenaje dio los toques de campana para alzar al cielo de Málaga a su Cristo de la Buena Muerte, con ello puso punto y final a cuarenta años de servicio a la Legión y a España.

Ha muerto un hombre que ha entregado lo mejor de su vida, su trabajo y sus años de juventud para servir a su querida Legión y a la Patria.









1 comentario:

  1. Mi Brigada, me deja usted huerfano...

    Joder, mi Brigada, ha estado usted metido en mil fregados; estando a su lado en Sarajevo, Mostar y Jablanica ha llovido sobre mi fuego y plomo como para enterrar ese faro de occidente que es Alcorcón. Has sobrevivido a Narcis Serra, a Trillo e incluso a la mala puta de la Chacón. Has toreado con cientos de Oficiales de academia medio cabrones, has sabido esquivar las iras de docenas de Jefes incapaces de comprender como un personaje como tú podia ser temido y respetado por sus subordinados. De como una tropa, difícil, cani y semidelincuencial, funcionaba a la perfeccion bajo tu mando.

    A veces, entre cubata y cubata, creo que pude entenderte.cA ti te importaba una mierda el ejercito de Tierra, Fedrico Trillo, Narcis Serra y la madre que los parió a todos. Tú sabías perfectamente que esta panda de cabrones que se envuelven en la bandera, lo hacen únicamente para medrar.

    Que toda esa caterva de militares metidos a politicuchos que ocupan los despachos y las Jefaturas de las Unidades, Divisiones y Brigadas no te representaban en absoluto y que dentro de tus atribuciones y las posibilidades que te daba tu empleo, lo mínimo que debías hacer era estar al frente y cuidar de tu tropa, adiestrándolos, enseñándolos e infundiendoles esos valores que según lo politicamente correcto, pueden ser incluso dañinos (para la casta , se entiende).

    Y vaya si lo hiciste bien...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...