24 noviembre 2012

Los emperadores más tronados.-


Seguro que ya todo el mundo sabe que los emperadores romanos no fueron precisamente hermanitos de la caridad, los asesinatos, las perversiones sexuales y obsesiones enfermizas eran el pan de cada día. Aquí la lista de los emperadores con la cabeza más bollada que la escupidera un loco:


Tiberio se llamaba el de arriba, un pederasta empedernido. Se retiró a la isla de Capri y allí nadaba en grutas con grupos de niños a los que ataviaba como pececillos, que le "mordisqueaban en sus partes" mientras nadaba. Durante todo su mandado, fue asesinando a todos aquellos aspirantes que podían poner en peligro su poltrona. 



Este es el más conocido por su maldad, Calígula, un exhibicionista sádico. Se acostaba con sus tres hermanas a las que luego obligó a prostituirse, se acostaba con putas, con actores, con mujeres de la nobleza, vamos que se pasaba todo el día acostado. Nombró cónsul a su caballo, creía que era el rey de los dioses (aunque no me queda claro si se lo creía él o creía a su caballo, vete a buscar). Declaró la guerra al dios del mar, Neptuno y se ponía a recoger conchas marinas como trofeos.

Se acostaba con las mujeres de sus súbditos (esto ya lo he dicho, no sé porque se repiten), mataba por diversión, provocó una gran hambruna, pues gastó demasiado dinero en la construcción de su puente y por querer poner una estatua suya en el Templo de Jerusalén, para ser adorado por todo el mundo.



Nerón, un deformado malvado. Se acostó con Agripina, su madre y después ordenó que la asesinaran a puñaladas. Mató a patadas a su esposa preñada, Popea se llamaba la desgraciada. Después se casó con dos actores y castró a uno de ellos, Sporus, para que le sirviera de "esposa".

Cuando murió asesinado, sus últimas palabras fueron: "Que gran artista muere conmigo!!"


El emperador Cómodo, copulaba a su harén privado compuesto de 300 chicas y 300 chicos y les ponía a todos nombres de órganos sexuales. Tenía también la costumbre de aparecer como gladiador en la arena y luchaba contra mongoválidos, tanto físicos como psíquicos, armados con esponjas. (Este por lo menos tenía sentido del humor).



Heliogábalo era un travestido asesino. Fue emperador con 14 años, se vestía con ropajes de mujer en las comparecencias públicas. Se casó con su esclavo Hierocles y representaba pantomimas lascivas, con las que el marido lo descubría en la cama con otro hombre y se veía en la obligación de pegarle. Trabajó como puta en los prostíbulos de Roma, recibiendo grandes elogios de sus clientes.

Estaba convencido de que era el dios Helios, mandaba castrar a chicos a los que luego arrojaba al fuego; asfixiaba a invitados a cenar con pétalos de rosas. Los cirujanos de Roma lo castraron y le pusieron una vagina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...