08 noviembre 2012

Neil Armstrong el primer Humano en pisar otro Mundo.-

Hasta los héroes son mortales. Con Neil ha desaparecido uno de los elementos que nos hacía sentir una ilusión de que vivimos en el futuro, un futuro en el que los humanos han sido capaces de ir a la Luna. Pero eso fue hace 40 años... hemos dejado de vivir en el futuro; cuesta creerlo, pero la verdad es que hace cuatro décadas que el hombre no tiene la capacidad de viajar más lejos de la órbita baja.

La sociedad en la que vivimos, valora la seguridad de manera obsesiva; desde nuestra actual perspectiva, resulta imposible imaginarse el riesgo al que tuvieron que enfrentarse los astronautas del programa Apolo.

Cuando el Apolo 11 despegó el 16 de Julio del año 1969, conocíamos la Luna peor que conocemos ahora a Marte y a pesar de todo, allá se fueron.

Neil odiaba que lo llamaran héroe, se consideraba un eslabón de la enorme cadena de personas que se atrevieron a hacer realidad lo imposible. Él sabía que era un magnífico piloto y un gran profesional, pero también era consciente de que fue el primer hombre en pisar la Luna por las carambolas del destino. Sencillamente había estado en el momento adecuado en el sitio adecuado. Neil nunca se sintió cómodo con la fama; era un hombre humilde y sencillo. Huyó de los periodistas durante casi toda su vida y tal vez por ese perfil, pocos astronautas han logrado encajar tan bien en el prototipo de héroe como lo hizo Neil.

Para Deke Slayton, veterano astronauta del Mercury y seleccionador de las tripulaciones del Apolo, fue uno de los favoritos, pero no el favorito. En principio, no estaba escrito en las estrellas que fuera Neil el comandante del Apolo 11, como tampoco estaba escrito que su misión tuviera que ser un éxito, pero el azar quiso que terminase siéndolo.

Y es que parece que fue ayer cuando el Eagle alunizó en el Mar de la Tranquilidad con Buzz y Neil en el interior. Hay miles de fotografías de Neil, estas son las tomadas dentro del módulo lunar, justo después del histórico paseo espacial; más allá de su significado histórico... son las únicas fotos en las que Neil sale sonriendo. El frío Neil, el piloto calculador con nervios de acero, no pudo reprimir la emoción.



El sueño de regresar a la Luna se ha desvanecido y si algún día se regresa, Neil no lo verá, ni tampoco lo verán los otros 8 astronautas que estuvieron en la Luna y que aún quedan con vida.

Neil es un icono de lo que somos capaces como especie. Y cuarenta años después la hazaña de Neil parece más increíble aún si cabe. Cuando pasen varios siglos nadie se acordará de nosotros, ni de nuestras preocupaciones del día a día que ahora nos parecen tan importantes.

Pero... todos sabrán quien fue Neil Alden Armstrong.



Neil se ha ido, pero sus huellas siguen ahí arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...