02 enero 2013

Animales en su Ambiente.-

Disfrutando de las aguas termales:


 Una de las aves rapaces mayores de su género, el águila marina Steller. Cuentan con una población de 5.000 ejemplares y están en declive, esta especie protegida está clasificada como vulnerable. En Japón son veneradas y se las conoce como O-washi. Esta foto fue tomada en el mar de Okhotsk, en Japón, destaca de esa forma debido a que el hielo ha funcionado como pantalla reflectora, añadiéndole contexto a la imagen:


Otro que está encantado con el agua calentita:


Dunas de Namibia, por aquí van los negritos en busca de... no sé que pueden encontrar aquí...


Este tigre está en China, en una gran reserva cercana a la frontera siberiana. El tigre siberiano es el más grande de los que existen y tiene una capa de piel muy gruesa que lo protege del frío y tiene un color más pálido y menos rayado que el resto:


Baobabs de Madagascar, dicen que son los árboles más grandes que existen:


Un águila de cola blanca atravesando una tormenta de nieve:


Un oso durmiendo la siesta en un parque natural de Alaska, (se han pasado con el retoque a las aguas del río):


Este oso está en Finlandia, en época de apareamiento y había mucha actividad. Los osos anteriormente a esta fotografía, estuvieron nadando, jugando, peleándose y trepando a los árboles durante todo el día:


Esta foto fue tomada una noche de luna llena en Madagascar:


Esta silueta de una jirafa tomada en Sudáfrica, ganó el primer premio en la categoría de vida salvaje del prestigioso concurso de Nature Photographers Network Annual Awards, (vaya nombre más comedido se han buscado):


Estuvo nevando durante toda la mañana, el cielo totalmente nublado y la luz era suave, cuando un grupo de grullas subía una pendiente y de repente... empezaron a graznar con el pico apuntando hacia arriba. (Cuando los animales, ya sean cabras, vacas o grullas, suben el pescuezo para arriba y emiten sonidos, significa que viene mal tiempo, según los lunarios antiguos):


Y esto es un lunario, pá quien no lo sepa:


Un lagarto en la arena de Namibia (y decía yo que no iban a encontrar los negritos nada en el desierto... pues mira, lagarto a la cazuela tienen pá cenar):


Hipopótamo de Namibia preparándose para una confrontación, (conmigo no):


Otro bicharraco que vive en las arenas del desierto de Namibia, (a los negritos no les falta para comer, luego se quejan de que no les llega el camión de ayuda). Los camaleones se alimentan de escarabajos e insectos, (como los namibios). Van cambiando de color para ir adaptándose a la temperatura y a la luz existente. Por la mañana, como hace más frío, se presentan con un color marrón oscuro, cuando han conseguido la temperatura corporal adecuada, su color va pasando a un crema pálido, casi blanco, de esa forma evitan el calor ambiental. Esta foto fue seleccionada entre más de 18.000 en los Premios de la mejor fotografía de la Naturaleza y fue expuesta en el Museo Smithsonian:


Era de día en esta foto, pero ajustando el flash manualmente, aprovechando que el cielo estaba cubierto y con un fondo de rocas muy oscuras, parece que es noche cerrada:


Justo después de que la lluvia parara, dos oseznos pardos juegan. El osito de la izquierda, golpeó al otro en la cabeza provocando una lluvia de gotas. El fotógrafo estaba escondido en una zona pantanosa:


Un par de hipopótamos midiendo sus fuerzas en Zambia:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...