01 marzo 2013

Sólo Dios sabe porqué renuncia el Santo Padre.-

Está la versión oficial de la renuncia del Papa y es que dicen que éste carece de fuerzas espirituales y físicas. 

La pregunta en cuestión sería.. pero fueras para qué?? Desde luego que fuerzas no le faltan para escribir otro libro,o para declarar un dogma nuevo, (esto es como la constitución, se supone que no pueden cambiarla, pero la cambian siempre que les interesa... pues el Papa hace lo mismo con los dogmas, los cambia a placer); o canonizar a más santos o realizar más viajes. 

Lo que le faltan son las fuerzas para poder dar un manotazo firme que ponga término a la guerra encarnizada que se llevan y se traen entre la curia romana (y es que a los viejunos estos, les gusta el poder más que a Garzón una cámara). Con esta renuncia, el Santo Padre ha dado un golpe magistral poniendo fin al enfrentamiento entre el Decano de los Cardenales, Angelo Sodano se llama el abuelo y el Secretario de Estado, Tarcisio Bertone. 

Con el hecho de retirarse, el Papa no solo desmonta esa lucha, sino que además se puede asegurar el poder manejar cual será su sucesor, hecho que seguro que ha provocado en Sodano enojo y resentimiento.

Ha resultado significativa la declaración del portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, justo al día siguiente de que el Papa anunciara su retiro, cuando un periodista le preguntó si el Papa se retiraba por su salud deteriorada. El padre Lombardi dijo que el pontífice renunciaba no por su salud, sino por "otras razones personales"... cuáles serán esas razones personales y que es obvio que no es la edad avanzada como ya dijo el Papa justo el día anterior?? Por qué Lombardi no se limitó a decir lo que el Papa había dicho el día anterior, que estaba ya muy viejo??

Las rivalidad entre estos dos cardenales (son como mafias, un cardenal es jefe de un grupo de cardenales y el otro de otro), fue pública y evidente desde los inicios de la gestión de Bertone, cuando declaró al periódico "L´Osservatore Romano" que desde el inicio de la Iglesia, ya existían las controversias.

Luego vino el descontrol de los escándalos que surgieron en el Gobierno de la Iglesia, sobre todo por la filtración de documentos confidenciales, (Vatileaks) como reconoció en su día el cardenal Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, esto termino por desgastar al Papa.


En el 2.006 fue cuando empezó el enfrentamiento... el Papa decidió nombrar Secretario de Estado a Tarcisio Bertone, un religioso adusto y tímido sin la menor experiencia ni preparación en el manejo de la curia vaticana. Sodano y la vieja guardia jamás aceptaron que un salesiano sin ninguna formación diplomática pudiera destronar a su candidato más fuerte para ese puesto, que no era otro que el cardenal Giovanni Battista Re. 

Sodano nunca pudo superar que el cardenal Shönborn, (amigo de Bertone), lo acusara en público de haber sido "el encubridor del Padre Marcial Maciel". Luchaban entre ellos por ver quien tenía más influencia para elegir al nuevo Papa.

Pocos días después de que encarcelaran al mayordomo del Papa Paolo Gabriele, al que acusaron de la filtración de documentos, apareció en los medios un personaje que se llamaba a si mismo como "El Cuervo", el cuervo decía que él era el verdadero autor de las filtraciones y diciendo que el mayordomo no era más que un chivo expiatorio.

Queriendo demostrar tales afirmaciones, El Cuervo publicó en el diario: La Repubblica, tres documentos secretos que hasta ese momento nadie conocía, demostrando de ese modo que sí era verdad que él estaba detrás de las filtraciones, ya que Gabriele estaba en la cárcel. Los vaticanólogos italianos supusieron siempre que El Cuervo no era otro que cardenal Angelo Sodano, poderoso ex-secretario de Estado y que actualmente es Decano del Colegio cardenalicio. (Más quisiera el guionista de Falcon Crest tener una historieta semejante que contar...).

Había una carta con la que acompañaba esos documentos confidenciales, El Cuervo le exigía al Papa que renunciara a su secretario de Estado, Bertone, a su secretario particular, el padre George Gaenswein y a todo su equipo de la Secretaría de Estado (estos son como los "asesores" de las diputaciones, carguillos de confianza y tal) amenazando que... si no lo hacía, publicaría otros documentos más delicados y comprometedores.

El Papa ha atado las manos a El Cuervo con su renuncia y ha sabido poner fin de manera magistral a las luchas internas. Con su renuncia de "por motivos personales", el Papa ha liquidado la lucha de poder que había dentro de El Vaticano y ha desactivado las demostraciones de fuerza que había entre Sodano y Bertone. (Estos abuelos sí que saben disfrutar de la vida, no los que están en el bar de los pensionistas jugando al dominó).

Si el Papa hubiese fallecido, se habría desatado una pugna de influencias y malas maniobras en la curia, pero como se ha retirado, el Santo Padre ha neutralizado los antagonismos internos y es el que ahora mismo tiene en sus manos toda la transición y cambio papal. El más beneficiado de toda esta maniobra ha sido Bertone, (que se ha quedado con menos fichas del dominó) su secretario de Estado, dejando a Sodano sorprendido y desarmado.

A ver si pasa ahora con Benedicto XVI lo que pasó en su día con el Papa Celestino V, el cual, a pesar de haberse liberado de la curia corrupta de sus tiempos y de haberse retirado a rezar a una ermita solitaria, los fieles lo siguieron considerando como el verdadero Papa, no aceptando a su sucesor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...