17 abril 2013

El Papa Francisco y los Judíos ahora son Amiguitos.-

Nadie discute que es cierto que la Iglesia necesitaba mejorar su imagen. Ya han quedado lejos esos días en que Wojtila aparecía como si fuera un adalid de la libertad y rompiendo las cadenas de media Europa sometida al comunismo de los soviéticos. El desgaste propio del ejercicio del poder y la biología cruel hicieron el resto.

Ratzinger fue el Papa de recambio, como las ruedas que se ponen cuando se tiene un pinchazo en la carretera. Sirven hasta llegar al primer taller donde la arreglen.

Y el taller no es otro que el actual Francisco. El Espíritu Santo ha debido de estudiar Marketing en alguna importante Escuela de Negocios, porque Francisco parece el Papa idóneo para los tiempos que vivimos. Descontraído, chistoso, bonachón, componedor (nada de rencores con la Kirchner, por poner un ejemplo) y más que nada dicharachero.

Se sale del libreto, cuenta anécdotas, se mezcla entre la multitud y ha convertido toda su vida en un Show Media que alcanza a 1.200 millones de católicos. Un Papa para el momento actual.

Pero los problemas continúan ahí. El Occidente, que es el cristianismo, no hay que engañarse, está atravesando la peor fase de su historia, o mejor dicho... de el fin de su historia. Historia de la que es parte nuestra Iglesia Católica, en la cual este Papa como si fuera un Príncipe Feliz, se pasea esparciendo sonrisas y bendiciones entre sus devotos.

Es pronto para dar una opinión definitiva, pero como los caballos en los que su calidad donde se ve es en el arranque; este Papa no arrancó muy bien, mediático sí, pero bueno, no.

El Papa está pidiendo a los católicos que sean felices, pero… ¿Qué decimos de la usura, ese gran monstruo que se alimenta día tras día de la sangre de los pueblos? Porque el Vaticano II levantó el ucase que pesaba sobre la misma.

¿Que mensaje es el que tiene este Papa para los millones de cristianos que están pasando hambre y son perseguidos? ¿Una anécdota? ¿Un chiste? Y no estoy pidiendo que la iglesia se desprenda de sus bienes. Pero sí que se posicione claramente. Occidente no necesita un showman, necesita un pastor que cuide a sus ovejas de los lobos.

Y esos lobos son el reinado de la usura, la destrucción de unos valores cimentados en 3.000 años de civilización. Y nunca ha dado un buen resultado sonreír a los lobos.

Por ejemplo... ¿Qué pasaría si el Papa instara a todos los católicos del mundo a retirar sus dineros de los bancos? ¿Qué pasaría si dijera claramente a la Religión de la Usura, que o abandona su altar o millones de católicos dejarán de ser sus marionetas?

Un acto tan simple y sencillo como ése, llevaría a una revolución mundial y a postrar al dios Mammon otra vez de rodillas, posición de la que jamás deberíamos haber permitido que se levantara.

Pero este Papa Francisco es light, como el mundo en el que vivimos. Seguirá con su propio estilo, desafecto a las formalidades y a las formas y a la dignidad que las mismas conllevan.

Esa cultura del pobrismo que pretende personalizar, lo único que significa es que la propaganda del enemigo ha hecho carne en él... no en balde es un jesuita de los años 60.

Y mientras tanto los lobos nos están devorando...


-Los judíos, el pueblo maldito por Dios, usureros, extremistas, racistas, una raza que no hace ningún bien al mundo y que si se extinguiera nadie la echaría de menos, va el Papa nuevo con su buenismo y su tontura y les dice que quiere ser amigo de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...