10 abril 2013

Los Astronautas se Arrancan las Uñas antes de Salir al Espacio.-

Realizar un viaje espacial es muy duro y peligroso. Con frecuencia, los astronautas suelen regresar con problemas físicos a la Tierra o incluso, algunos mueren a mitad del viaje. Uno de los problemas más dolorosos y incómodos para los astronautas es la caída de las uñas en todos sus dedos.

Se quedan sorprendidos, pues cuando regresan de sus expediciones, algunos astronautas se dan cuenta de que han perdido sus uñas durante el viaje.

Parece ser que los voluminosos y pesados guantes de los trajes espaciales tienen la culpa, ya que estos oprimen tanto los dedos que acaban cortándoles la circulación, a la vez que una gran presión oprime la punta de cada uno. Son condiciones de extrema dureza para los dedos y realizar acciones simples como pueden ser mover un objeto o una palanca se convierten en una tarea ardua; que tiene como consecuencias la aparición de rozaduras, ampollas y la caída de las uñas.

Unos 22 astronautas se han quejado de que a mitad de un trayecto espacial, se les han caído las uñas. Los astronautas con las manos grandes lo llevan aún peor, pues éstos, tienen muchas más posibilidades de sufrir este molesto contratiempo.

La separación entre las uñas y la base de los dedos a causa de la presión es un proceso intenso y doloroso.

Las uñas sueltas se pueden clavar en el guante o incluso en la propia piel, lo cual es un inconveniente a la hora de realizar cualquier movimiento. Esta uña suelta, puede incluso abrir una herida y provocar una infección. Hay que tener en cuenta que la humedad dentro del guante favorece la proliferación de infecciones bacterianas tanto en la herida como en la matriz de los dedos, la cual se encuentra desprotegida después del desprendimiento de la uña.

Una solución sería crear unos guantes mejor diseñados y adaptados para cada astronauta (lógicamente). Sin embargo, hasta lograr esta tecnología que sea capaz de eliminar estos problemas en las manos, se ha optado por una decisión más radical: Arrancarse las uñas de raíz antes de ir al espacio.

(Parece mentira que tengan tecnología para pisar la Luna y para mandar artilugios a Marte y no sepan como hacer unos guantes que no corten la circulación).

Dos han sido los astronautas que han decidido quitarse las uñas antes de salir a una misión espacial. Prefieren arrancarse las uñas en Tierra con la seguridad adecuada, antes que perderlas en el espacio sin atención médica y a pique de una infección.

Por lo visto los "ingenieros" estos de la NASA tienen problemas en encontrar un tipo de guante que a la vez que de libertad de movimiento no tengan que sacarse las uñas.

Peter Homer, que es uno de los espabilados que diseñan trajes espaciales y guantes dice:

"Lo que hemos descubierto es que, dependiendo de como esté diseñado el guante, existe una gran presión en las zonas en las que los dedos se mueven, lo que ocasiona ampollas y cortes. Y encima el material de los guantes debe de ser de goma, lo que produce mucha fricción contra la piel y vuelve a producir ampollas otra vez. Me sorprende mucho que los astronautas puedan moverse a través de todo ese dolor y consigan lograr sus objetivos"

Los astronautas con las manos grandes, dónde no afecta la longitud de la mano, si no sólo la envergadura, tienen un 20% más de probabilidades de perder las uñas que los que tienen manos pequeñas, pues estos tienen sólo un 5% de opciones de perderlas.

El diseñador de trajes y guantes espaciales, dice que la única solución sería que los guantes se hicieran por encargo, (ahora me entero que hacen los trajes y guantes de los astronautas a granel, como si estuvieran a haciendo viajes espaciales a cientos). Dice el "enterao" que por encargo sale muy caro, pues se requeriría una construcción de manos de yeso modelado por ordenador, escaneo láser y técnicas especiales. Todo esto costaría unos 100.000 dólares por adelantado.

Y claro está, prefieren que los astronautas se jodan las manos, antes que soltar más vil metal.

Dicen que en unos 10 años, tendrán trajes como este:


Pero yo lo dudo, porque si no son capaces de hacer todavía un guante en condiciones para trajes tan pesados, menos van a hacer esos modelitos de Cibeles.

Así que los astronautas se sigan arrancando las uñas que les queda para largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...