10 mayo 2013

Siempre tiene que haber un Primero, el Destino quiso que fuera Armstrong.-

Por qué fue Neil Armstrong el elegido para formar parte de la historia?? El primero en pisar la Luna?? Cuales fueron los factores que influyeron en que fuese él y no otro el comandante de la nave Apolo XI??

Se dice por ahí que fue escogido porque era el único civil con experiencia en vuelos espaciales dentro del cuerpo de astronautas de la NASA. Pero ese mito es falso. Es cierto que Armstrong era civil en el momento en que alunizaron, pero también es cierto que había sido piloto militar y que había realizado varias misiones de combate en la Guerra de Corea, (en una de las cuales estuvo a punto de morir).


La verdad es que Armstrong se hizo un hueco en la historia por azar. Era un astronauta excelente y un magnífico profesional, pero no era un super-hombre. Cualquier otro astronauta podría haber ocupado su lugar, astronautas que son completamente desconocidos para el gran público. El responsable de que todo el mundo conozca a Neil Armstrong se llamaba Deke Slayton.

Deke fue uno de los primeros siete astronautas de la NASA que participaron en el programa Mercury y aunque nunca llegó a volar en esta nave porque tenía una enfermedad cardíaca que le detectaron de forma tardía, con el tiempo... Deke terminaría por ir al espacio durante la misión del Apolo-Soyuz en 1.975 , una vez se hubo curado de su dolencia.

Su papel más destacado fue el que protagonizó durante el programa Apolo ejerciendo de "astronauta jefe". Era uno de los trabajos más importantes de la NASA, seleccionar a las tripulaciones de las futuras misiones espaciales de los programas Apolo y Gemini.

A diferencia de los rusos, que asignaban las tripulaciones mediante una Comisión Estatal, la NASA le otorgó a Deke todo el poder para determinar sobre dicho asunto. Era el mejor para evaluar los defectos y las habilidades de los futuros astronautas, un cuerpo formado por pilotos tan competitivos como capacitados.

A la izquierda Deke Slayton, considerado el dios de los astronautas.


La capacidad de maniobra de Deker dependía de los criterios que le imponía el director del Manned Spaceflight Center -que actualmente es el Johnson Space Center de Houston-, Robert Gilruth y del jefe de éste, George Mueller. 

Por regla general, Gilruth no solía entrometerse en las decisiones de Deke, salvo en contadas ocasciones. La más sonada fue la relacionada con el Apolo VII. 

En primera misión tripulada del programa Apolo, la tripulación formada por Wally Schirra, Donn Eisele y Walter Cunningham; se enfrentó al control de tierra en varias ocasiones, hecho que desató la ira de Gilruth. Como consecuencia de esto, Gilruth ordenó a Deke que se abstuviera de escoger a cualquiera de los tres astronautas para cualquier misión futura. Ninguno quería que volviera a viajar al espacio.

Pero Deke que no era ningún tirano y como astronauta sabía que si algo podía minar la moral de sus compañeros era la apariencia de arbitrariedad a la hora de ejercer su poder. Por esta razón, durante el programa Gemini establecieron el rito de la "rotación". 

Según esta regla no escrita, la tripulación de reserva de una misión se convertiría (excepto accidentes o imprevistos) en la tripulación principal tres misiones más tarde.

De entre todos los astronautas del programa Gemini, cualquiera de ellos se podría haberse convertido en el primer hombre en pisar la Luna. 

Pero hubo dos acontecimientos que marcaron la elección de las tripulaciones del programa Apolo. 

El primero fue la muerte en un accidente de aviación de la tripulación de la Gemini 9 en febrero de 1.966, la cual estaba compuesta por Charles Bassett y Elliot See. Si Bassett y See no hubieran muerto, habrían entrado en la rotación del Apolo y seguramente habrían desplazado a algunos de los astronautas que participaron en estas misiones. 

El segundo acontecimiento, fue el accidente del Apolo 1 en febrero de 1.967, en el que murieron Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee. 

Grissom era uno de los astronautos favoritos de Deke y siempre se dijo que era uno de los que figuraban en la lista de candidatos para ser comandante de la primera tripulación que pisaría la Luna. 

Esto no ocurría con White y Chaffee, a quienes Deke ya había pensado trasladar al AAP (Apollo Applications Program) después de la misión. 

Si no se hubiera producido esta tragedia, es muy posible que hoy día estuviéramos hablando de Grissom como el primer hombre en pisar la Luna. Y su compañero lo más probable es que hubiese sido Eisele, Aldrin o Bean.


Arriba Elliot See y Charles Basset, la tripulación de la Gemini 9.


Grissom bien podría haber sido el primer hombre en pisar la Luna.

El accidente del Apolo 1 fue lo que cambió por completo la planificación del programa Apolo y el orden de las misiones. 

El momento clave para decir quién sería el primer hombre en pisar la Luna tendría lugar en mayo de 1.967, cuando Deke anunció las tripulaciones principales y las de reserva de los Apolo 7, 8 y 9. 

Según Deke, una de esas seis tripulaciones sería asignada a la primera misión de alunizaje. Concretamente, Deke designó seis comandantes: Borman, Schirra, Stafford, McDivitt, Armstrong y Conrad. 


Arriba la segunda selección de astronautas de la NASA: See, Lovell, White, Stafford, McDivitt, Conrad, Borman, Armstrong y Young. Uno de ellos pisaría la Luna.

No estaba nada claro por aquel entonces que el Apolo 11 fuese la primera misión en alcanzar la Luna (también cabía la posibilidad de accidentes o más misiones de prueba), pero de ser así, la implacable rotación dictaba que la tripulación de reserva del Apolo 8 sería la tripulación primaria del Apolo 11. 

Estaba también previsto que el Apolo 8 despegase a finales de 1.968 para llevar a cabo la primera prueba del módulo lunar en una órbita baja. 

La tripulación principal del Apolo 8 debía estar formada por David Scott, James McDivitt y Russell Schweickart. Pero... y aquí viene lo importante, la tripulación de reserva estaba formada por Richard Gordon, Charles Conrad y Clifton Williams. 

Si se hubieran mantenido los planes originales de 1.967, es muy posible que los primeros hombres en pisar la Luna hubieran sido también Charles Conrad y Clifton Williams. 

Pero el destino quiso que Williams muriera en un accidente aéreo a finales de 1.967 y que su puesto fuera ocupado por Alan Bean a petición expresa de Conrad. 

Al final, Conrad y Bean pisaron la Luna en el Apolo XII.


Clifton Williams

En 1.968 la NASA decidió lanzar de manera imprevista el Apolo 8 hacia la Luna sin ningún módulo lunar para adelantarse así a un posible lanzamiento tripulado de los rusos del programa Zond/7K-L1. Y... aunque nos pueda parecer una decisión increíble y precipitada, McDivitt rehusó el honor a comandar la primera misión tripulada a nuestro satélite. 

Su tripulación había sido entrenada para pilotar el módulo lunar y eso es lo que iban a hacer, con Luna o sin ella. Así que Deke cambió el orden de las tripulaciones principales y las de reserva de los Apolo 8 y 9.

Y... cuál era la tripulación de reserva del "nuevo" Apolo 8?? Eso es, Armstrong, Aldrin y Collins. Bueno, en realidad eran: Armstong, Aldrin y Lovell; hay que recordar que en principio Collins debía haber volado en el Apolo 8, pero fue sometido a una operación de cuello y su puesto lo ocupó Jim Lovell.

Realmente, de entre los seis comandantes del grupo de 1.967, los favoritos de Deke para dirigir la primera misión de pisar la Luna siempre habían sido: James McDivitt y Frank Borman, con Tom Stafford siguiéndoles muy de cerca. 

Aunque la rotación dictaba que Armstrong y su tripulación debían viajar en el Apolo 11, es muy posible que Deke se hubiera saltado su sacrosanta regla (como de hecho lo hizo en otras misiones posteriores) si McDivitt o Borman hubiesen pedido expresamente comandar el Apolo 11, pero no lo hicieron...


Frank Borman, comandante del Apolo 8.


James McDivitt, comandante del Apolo 9.

El 6 de mayo de 1.968 se produjo otro incidente que podía haber cambiado el curso de la historia. 

Ese día... Armstrong tuvo que eyectarse del vehículo LLRV-1 usado para simular el descenso del LM en la Luna. El LLRV había perdido el control y se estrelló poco después. Si hubiera resultado herido de consideración, habría sido desplazado de la rotación. Quién hubiera ocupado su puesto?? El comandante de la reserva del Apolo XI era Lovell, él lo habría sustituido.

Y si el Apolo XI no hubiera logrado su objetivo?? Era posible que algo saliera mal y que no lograran llegar a la Luna.

En un gesto sin predecentes, Deke les dijo a los astronautas del Apolo XI justo ante del lanzamiento, que si algo salía mal, ellos serían los tripulantes de la siguiente misión. Nunca podremos saber si hubiera cumplido su palabra o no.

Por otra parte, en caso de que la tripulación hubiera muerto en el intento, los primeros hombres en llegar a la Luna hubieran sido Conrad y Bean en el Apolo XII.



Armstrong en paracaídas tras el accidente del LLRV-1.


Jim Lovell, comandante del Apolo 13.

El hecho de que Armstrong y Aldrin viajasen juntos a la superficie de la Luna a bordo del Eagle no implicaba necesariamente que Armstrong fuese el primero que debía de pisar la Luna. Por qué no la pisó Aldrin primero?? Después de todo, durante las misiones Gemini, era el piloto, no el comandante, el que se encargaba de realizar las actividades extra-vehiculares. 

Podría haber ocurrido lo mismo en el Apolo XI. El debate no tenía sentido, porque los ingenieros de la NASA habían decidido mucho antes que la escotilla del Eagle se abriese hacia la derecha para que el astronauta situado en la parte izquierda (o sea el comandante) saliese primero al exterior. 

Aunque a petición de Aldrin en tierra se ensayó una maniobra que permitiera salir primero al piloto del módulo lunar (o sea, a él), pero la NASA la consideró demasiado arriesgada. 

El pequeño espacio dentro del Eagle limitaba las contorsiones de dos hombres enfundados en trajes espaciales presurizados y equipados con sus respectivas mochilas de soporte vital. 

Así que no había nada más que discutir. Armstrong sería el primero.

El que Armstrong se convirtiese en el primer hombre en pisar otro mundo nunca estuvo garantizado. 

Si el azar hubiese seguido otro camino, podríamos estar hablando hoy de Borman, Grissom, McDivitt o Conrad como el primer humano en pisar la Luna. 

Sea como fuere, siempre tiene que haber un primero. Y el destino decidió que fuera Armstrong.

1 comentario:

  1. Casi todo echo americano es blanco y ahora ese echo es historia..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...