26 diciembre 2013

Fortaleza ideal para protegerse de los zombis.-

Esta fortaleza se llama Fort Carrol, fue construida en el siglo XIX sobre una isla artificial, tiene 15.000 kilómetros cuadrados y con forma hexagonal, situada en el río Patapsco y abandonada desde 1920:


Todo empezó cuando el Departamento de Guerra de los Estados Unidos en 1847, decidió construir un fuerte en las aguas poco profundas del río Patapsco, para proteger la ciudad de Baltimore como parte de su programa "Permanent System" que tenía como finalidad defender los puertos más importantes de América. 

El coronel Robert E. Lee, que formaba parte del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, fue el que diseñó su estructura hexagonal y supervisó la construcción de esta fortaleza armada con unos 250 cañones que estaban dispuestos en tres niveles sobre una isla artificial. Se levantó también un faro en las murallas para facilitar la navegación en el puerto en 1.854, el cual fue sustituido por otro en 1899:


En 1918 el ejército norteamericano empezó con el traslado de los cañones y antes de 1920 todas las armas fueron retiradas de la fortaleza. Después, en marzo de 1921, el ejército abandonó de manera oficial Fort Carroll y trasladaron el equipamiento militar que quedaba a Fort Howard, en Maryland. 

Desde entonces se han planteado diversas propuestas para el uso de la isla pero ninguna logró llevarse a cabo y excepto durante la Segunda Guerra Mundial que fue utilizada para maniobras y como punto de control para los buques, quedó abandonada a su suerte. 

El faro estuvo en modo automático hasta 1945. Y en mayo de 1958, el abogado de Baltimore Benjamin Eisenberg compró la isla por 10.000 dólares con la finalidad de poner un casino pero... los planes de desarrollo no se materializaron nunca:


Tras años de abandono la naturaleza ha ido recuperando casi por completo la fortaleza, hasta tal punto, que es imposible ver desde un lado al otro por la de  arboles, arbustos y enredaderas que llenan el centro de la isla y hoy es el hábitat de miles y miles de aves que lo tienen todo podrido con sus cacas. 

El Departamento de Recursos Naturales de Maryland realizó un censo en el año 2009 y contabilizó más de 5.000 aves en pleno verano, entre las que se encontraban ibis, garzas y cormoranes:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...