23 diciembre 2013

La Superpoblación nos matará a todos, a ti también.-

En los años 60 se llevo a cabo un experimento muy interesante; en esa época, había una acalorada discusión por los posibles efectos negativos de la superpoblación en la Tierra, donde la mayor preocupación era la escasez de recursos.

Qué pasaría si tenemos recursos ilimitados pero no tenemos espacio?? 

Bien, se metieron a 4 parejas de ratones sanos (que no es lo mismo rata que ratón, las ratas son macho y hembra, más grandes y los ratones más chicos, también macho y hembra), bueno, decía que se metieron a los ratones en un espacio de 2 metros y medio por 2 metros y medio, teniendo agua y comida en abundancia, pero el espacio era fijo.

En cuanto los ratones superaron la fase de adaptación, empezaron a reproducirse a marchas aceleradas, de manera que al cumplir un año ya había más de 600 ratones en el mismo espacio y ahí fue donde comenzaron los problemas: "curiosamente el crecimiento empezó a ir más ralentizado y no por la falta de recursos. 

Lo faltaba era espacio... más de 300 machos tenían que competir por conquistar y mantener territorios, sin los cuales no podían reproducirse. Ante el exceso de competencia el territorio se convirtió en un recurso estresante en demasía y los machos comenzaron a abandonarlos. 

El resultado fue un menor atractivo para las hembras, motivo por el que la tasa de reproducción bajó.

Lo que estaba ocurriendo es que el tejido social ratonil estaba colapsando.

Debido a esto, la agresividad aumentó y se hizo generalizada. Los machos más débiles empezaron a quedar acorralados en el centro del hábitat, lejos de donde se encontraban los recursos; estos machos secundarios se volvían apáticos, pero de repente podían montar en cólera y atacar en masa a otros ratones sin provocación previa. Los atacados se convertían a su vez en agresores. 

Las hembras eran abandonadas por sus parejas y al quedarse solas en los nidos eran vulnerables a los ataques; el estrés provocó que algunas de ellas atacaran y devoraran a sus propias crías.

Un grupo de machos se atrincheró en una zona protegida y sus componentes se dedicaban al cuidado extremo del cuerpo, no entraban en peleas y tampoco hacían el intento de acercarse a las hembras.

Para el día 520  del experimento ratonil, la población llegó a 2.200 ratones que vivían en un universo violento y caótico, sin reglas, donde reinaba la agresión y sin sexo. 

A partir de ese momento la población comenzó a ir decreciendo hasta que pasado el día 600 se extinguió definitivamente. 

Llama la atención que el cambio de comportamiento y el colapso ratonil no revirtieron cuando los números volvieron a ser mucho más reducidos: ejemplares como los que se cuidaban su cuerpo en exceso, tanto machos como hembras, que estaban en mejores condiciones físicas para sobrevivir, no sabían como establecer relaciones sexuales.

La falta de espacio físico, provocó un colapso social irreversible y terminó con la muerte de la colonia entera.

Hay que destacar, que todo esto sucedía en un entorno de completa abundancia, nunca faltaron los lugares de nidificación, la comida o el agua.

Los ratones vivían en un paraíso materialista, los ratones no murieron de hambre ni de sed, sencillamente la estructura mental y social se vio colapsada por el exceso de individuos... los ratones habían dejado de ser ratones mucho antes de morir, lo que se denomina "la primera muerte", el colpaso de la vida ratonil, fue lo que causó y precedió la segunda muerte, la física.

El paraíso se transformó en un infierno cuando el límite de crecimiento se puso en cero.

Y ahora, vayan sacando conclusiones y apliquen la sociedad ratonil a la sociedad humana, que al fin y al cabo animales somos todos, (unos más anunnakis que otros, pero animales).

4 comentarios:

  1. En qué pais se hizo este experimento ?

    ResponderEliminar
  2. Ah, pues no recuerdo ese detalle y el tocho que robé ya lo tiré.

    Pero pon en google Universo 25 (que es como se llamaba el experimento) y te saldrá más información del tema.

    ResponderEliminar
  3. Si eso fuera así se supone que habría colapso antes en las ciudades, y eso tiene tanto su punto bueno como malo, bueno porque así evitan una vida más rápida, impersonal y contaminante. Malo porque en las ciudades hay mejores hospitales y otras infraestructuras importantes.

    ResponderEliminar
  4. Ahora me explico porque hay tanta maricona, metrosexual y demás engendros.

    También me explico porque a las tipas les da por abortar matando a su descendencia.

    Deberían de hacer ese experimento con humanos, aunque bueno... en muchas partes del planeta ya se está dando.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...