22 enero 2014

Stalin hizo una carretera con cadáveres humanos.-

A estas alturas ya todo el mundo sabe que Stalin aparte de ser un genocida era un caprichoso... si el fotógrafo le sacaba pequeño en una foto, lo mandaba a los campos de concentración de Siberia. Mató a sus propios camaradas rusos de hambre después de la segunda guerra mundial, con su eficaz sistema comunista.

A día de hoy y según los historiadores, es el mayor genocida que ha tenido la historia de la humanidad, teniendo en su haber más de 70 millones de muertos.

La carretera M56 Kolyma Autopista, que también se la conoce como la Ruta de los Huesos, recorre el extremo oriente de Rusia . 

Stalin ordenó construirla en 1.920, y su obra duró hasta el año 1.953 , algo después de la muerte de Stalin. Dicha carretera está situada en la Rusia asiática, en la parte Norte de Mongolia. Tiene una distancia de 2.032 kilómetros y está situada en una zona totalmente inhóspita, donde no vive nadie. Fue construida por razones estratégicas porque cerraba las vías de comunicaciones que requería la Unión Soviética en el Pacífico.


La carretera, está situada en una zona con clima ártico; de hecho pasa por las partes más frías del planeta, que llegan a tener picos de -75º centígrados.

Sólo a un descerebrado como Stalin se le hubiera ocurrido construir una carretera de 2.000 kilómetos en la zona más helada del planeta y más con los medios que se disponían en la época.

La carretera en cuestión tiene a un muerto por cada metro construido, porque con esas temperaturas suceden cosas como... que si un pez vivo sale del agua, dura su vida unos 5 segundos, una persona que no lleve nada para protegerse del frío, en poco tiempo se le caerían las orejas y la nariz (literalmente) y si te quedas parado más de 2 minutos, directamente, mueres.

Utilizaban como mano de obra a miles de disidentes (léase esclavos) o razas que no le caían bien a Stalin.

El primer año, lograban sobrevivir el 30% de los que llegaban, el segundo año, el 100% de los esclavos morían en ese lugar. El que lograba sobrevivir era o porque comía más o porque trabajaba menos.

Decir Kolymar y muerte era lo mismo y para enviar a un hombre a construir esa carretera sólo era preciso ser un delincuente de poca monta, que la mayoría de veces delinquían por hambre. Morían por miles, pero también llegaban por miles.

Tres millones de personas murieron haciendo la carretera, sólo la muralla China logró superar el número de muertes en una obra de construcción, pero claro, la muralla se hizo en cientos de años y en un territorio mucho más amplio.

Los rusos se dieron cuenta de que los huesos de los que se iban muriendo en la carretera eran ideales para ponerlos entre el asfalto y la tierra, así que en vez de dejar a los muertos en la cuneta, los trituraban y los iban depositando en la carretera.

Pero en verano, como sólo hace -15º y se suelen producir inundaciones, los huesos y los cadáveres (menos triturados) volvían a salir.

Así que viendo lo que ocurría, idearon técnicas para que los cadáveres quedaran bien aplastados y apretaditos a la tierra.

El que transita hoy día por esa carretera, está transitando por encima de miles y miles de cadáveres, es una gran fosa común; además de ser una de las más peligrosas del mundo porque en verano los huesos y la sangre mezclada con la tierra convierten a la carretera en un barrizal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...