01 agosto 2014

El saltamontes se transforma en monstruo en sólo 2 horas.-

Como si habláramos del doctor Jekyll y Mister Hyde, un saltamontes se puede transformar en una langosta destructiva.

Cuando el bicho en cuestión lleva una vida solitaria adquiere el color de las hierbas fresquitas que zampa, pero... tanto su color como su personalidad, cambian cuando empieza a convivir con muchos congéneres. Juntos todos ellos, forman enjambres que destruyen todo lo que encuentran a su paso, cultivos sobretodo.

En el 30% de la tierra habitada hay saltamontes. Los enjambres que forman pueden cubrir superficies de hasta 1.500 kilómetros cuadrados, con una densidad de hasta 90 millones de langostas por cada kilómetro cuadrado. Avanzan 200 kilómetros/diarios si tienen el viento a favor, alcanzar los 2.000 metros de altura, cruzar montañas, cordilleras y hasta mares, (como el Mar Rojo, que lo cruzan cada vez que quieren).

Madagascar tiene 14 millones de habitantes, 10 millones viven de la agricultura... pues cuando a los bichos se les pone, les arrasan todos los cultivos y los dejan ese año sin nada que echarse a la boca, no tienen piedad de los negritos.

El año pasado, nubes de 6 kilómetros de langostas recorrieron y devoraron Australia. 

Ya en el antiguo testamento en la Biblia, se hablaba de que una de las diez plagas que envió el Dios ese psicópata de los judíos para castigar a los egipcios era una plaga de langostas.

La transformación sucede en tan sólo dos horas.

Cuando tienen mucho y bueno para comer se reproducen más que los gitanos de las 3.000 viviendas, en estas condiciones... eclosionan más huevos de lo que es habitual y se juntan un gran número en torno a los mismos puntos de alimentación. Cuando son tantos que las patas de atrás chocan con las de su vecino, el cuerpo les va pidiendo un cambio, entonces... se transforman en langostas, cambian del verde al amarillo y negro; acortan su cuerpo y aumentan el tamaño de su cerebro.


Después de la metamorfosis, liberan feromonas que las atraen las unas a las otras y empiezan a reproducirse sin freno, hasta formar un enjambre gigantesco y de esa manera parten volando por el mundo en busca de comida y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

-Con este post me he lucido, me he aburrido hasta yo, espero que todo el que lo lea se aburra también, hala, A VOLAR!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...