11 enero 2015

Interstellar la mejor película de ciencia ficción.-

Interstellar es una obra de arte de la ciencia ficción. Eso sí, una obra de arte algo desigual y confusa, pero una obra de arte después de todo. Pero sobre todo es un viaje a través del espacio-tiempo y una oda a la exploración espacial. Teniendo en cuenta que su director es Christopher Nolan no deja indiferente a nadie.

La película en cuestión nos situ en un futuro distópico, unos 50 o 100 años en el futuro, en el que nuestro planeta Tierra está a punto de sucumbir debido a una crisis ecológica. No se saben muy bien cuales son las causas de dicha crisis, pero el caso es que el gobierno federal de los EEUU, se ha convertido en una especie de Gran Hermano que obliga a la mayoría de ciudadanos a trabajar como granjeros para compensar la falta de comida.

El mundo está pasando hambre y la exploración espacial y la ciencia han dejado de ser una prioridad en este futuro. Los logros tecnológicos del pasado han caído en el olvido y en los colegios se enseña que las misiones Apolo fueron todas mentira.




Con este transfondo, Interstellar no cuenta tres historias entrelazadas. Una... que sirve como catalizador del guión, es el fin de nuestra civilización. Otra es la relación a través del espacio-tiempo entre Cooper, el protagonista y antiguo ingeniero y piloto transformado en granjero a la fuerza y su hija. Y por último, la exploración espacial como única salvación de la humanidad.

Y es que no todo está perdido; en el momento más oscuro de nuestra especie surge una posibilidad... y esa posibilidad pasa por viajar a otras estrellas.

Ya no queda nada en nuestro Sistema Solar que nos pueda salvar, pero de repente "alguien" hace aparecer un agujero de gusano en las cercanías de Saturno. Esta anomalía espacio-temporal pone a nuestro alcance hasta 12 mundos habitables. Tres de esos mundo están situados en un mismo sistema estelar, cuya característica más relevante es que su centro no está ocupado por una estrella, sino por un enorme agujero negro conocido como Gargantúa.

Cooper, el protagonista y su tripulación tienen como misión estudiar estos mundos y determinar si pueden ser un nuevo hogar para la humanidad, una Tierra 2.0.

El plan B, en caso de que no puedan regresar, disponen de los recursos genéticos necesarios para crear una nueva colonia de seres humanos a partir de cero.

Cuando ya no quede ninguna esperanza en el planeta... cuando todo lo demos por perdido, sólo la física teórica y la exploración espacial serán nuestro único camino.

Los vehículos que aparecen en la película no son especialmente notables y no porque no parezcan reales, sino porque son naves de ciencia-ficción, y nunca mejor dicho.

Estas naves espaciales son Ranger y por lo que deja entrever el guión, son las últimas naves usadas por la NASA antes de que el gobierno abandonase la exploración espacial.

Se trata de naves SSTO (Single Stage To Orbit), o sea, naves que pueden alcanzar el espacio en una sola etapa. Este tipo de vehículos no existen en la actualidad, pero... aunque se lograsen construir, las leyes de la física nos obligan a llevar con nosotros una gran cantidad de combustible.



No se sabe que sistema de propulsión emplean las Ranger, pero por el tamaño que tienen, cabe pensar que se trata de un sistema muy eficiente. Tan eficiente... que lo único que se me ocurre es que dispongan de algún sistema exótico como la fusión nuclear o la antimateria, porque en caso contrario es imposible entender dónde guardan el combustible.

Es curioso como a pesar de ser naves SSTO, usan un lanzador convencional de propulsión química por etapas para llegar a la órbita baja terrestre, aunque en este caso, puede que el objetivo de la maniobra sea ahorrar combustible para la misión principal.

Cabe destacar que el lanzador de la Ranger, se parece a una especie de SLS o Direct que despega desde un silo, (supongo que como protección ante las frecuentes tormentas de arena). Frente al avanzado diseño de las Ranger, este cohete convencional parece una reliquia del presente, pero también es de suponer que los tiempos no están para inventar nuevos sistemas de lanzamiento.

Y por si la tecnología SSTO fuese poco, las naves Ranger son capaces de despegar y aterrizar en vertical y su escudo térmico, (cerámico como el del shuttle), tiene la capacidad de soportar maniobras increíbles que incluyen la aerocaptura y el aerofrenado. En definitiva... que son naves de fantasía al igual que los robots militares de apariencia poliédrica que ayudan a los humanos.

Los Ranger son naves para bajar y subir a la superficie de los planetas, pero para el viaje interplanetario se usa una estación espacial toroidal llamada Endurance. Dicha estación genera gravedad artificial mediante la rotación del conjunto y dispone de un sistema de propulsión más potente para poder viajar entre planetas.

Llegados a este punto cabe pensar que a los guionistas se les ha olvidado lo difícil que es salir de esos pozos gravitatorios llamados planetas, no viajar entre ellos. O sea... la propulsión de los Ranger, sea cual fuere, debe de ser varios órdenes de magnitud superior al de la Endurance, (aunque también cabe la posibilidad de que las Ranger recarguen su misterioso combustible en la Endurance).


En el futuro de Interstellar han conseguido dominar las técnicas de hibernación, por lo que la duración de los viajes espaciales no es un problema como en la actualidad.

Por otra parte, los trajes espaciales son los estándar usados por Hollywood, pero estos tienen propulsor a gas algo raritos situados en los antebrazos, (que no es precisamente el mejor sitio para colocar unos propulsores). Y por cierto... como cogen los tanques de gas para estos propulsores en las minúsculas mochilas de los trajes??


Pero aunque las naves sean imposibles, parecen muy reales. Los propulsores de orientación de la nave, los paneles de mando o los sistemas de acoplamiento están muy conseguidos. Y siguiendo la tradición de 2001: Odisea en el espacio, no hay sonido en el vacío y las escenas de ingravidez resultan bastante creíbles.

No podemos olvidar la colonia orbital cilíndrica que aparece al final de la película y que hará que todo espacio trastornado sufra un ataque de asombro.

El punto fuerte de la película es la física y es que nada más y nada menos que Kip Thorne, es el que ha asesorado a Nolan. Para quién no lo sepa, Thorne es el padre de los agujeros de gusano, así que no resulta extraño que estos pasadizos espacio-temporales sean los protagonistas de Interstellar.

Es espectacular ver el agujero negro Gargantúa y su disco de acreción. Es la primera vez que se puede ver en una película los efectos que la distorsión de un agujero negro produce en el espacio-tiempo.

Gargantúa y su disco de acreción, con los efectos de distorsión del espacio-tiempo incluidos:


La física del disco de acreción de Gargantúa ha sido reflejada en la película fielmente, aquí hay un sitio donde lo explican más conciencudamente este hecho.

De la misma manera, la dilatación temporal debida a la relatividad general de Einstein es tratada correctamente. No es nada habitual en Hollywood ver pizarras llenas de ecuaciones de relatividad general en la que los físicos teóricos son los héroes en vez de parecer como tontos útiles.

Por otra parte, un disco de acreción como el que aparece en la película emite abundante cantidad de rayos X y rayos gamma, pero este hecho parece no afectar a los planetas del sistema, cuando en realidad deberían de estar todos estériles.

Los planetas parecen estar bañados por una luz de tipo solar... viene esta luz del disco de acreción o de otra estrella de la secuencia principal que no podemos ver?? Si es el primer caso, entonces por qué esta radiación no fríe a los astronautas y sus naves cuando se acercan??

Además... de dónde vienen esos mundos?? Gargantúa no es un agujero negro estelar, así que no se formó mediante la explosión de una supernova.

Tal vez los planetas se formaron a partir del disco de acreción primigenio. O eso... o todo el sistema es una obra de ingeniería gravitatoria de los seres de "la quinta dimensión" que han colocado el agujero de gusano en Saturno, o sea, nuestros descendientes.

Esto explicaría el tamaño del agujero negro. Un astronauta no puede atravesar el horizonte de sucesos de un agujero negro de masa estelar sin salir despedazado por las fuerzas gravitacionales, pero se nos dice que Gargantúa es una singularidad "moderada" o sea, un agujero más grande lo normal, por lo que posee unas fuerzas gravitacionales tolerables en el horizonte de sucesos.

Gargantúa además es un agujero negro en rotación, como la mayoría de agujeros negros que existan, ya sean estelares o no. El espacio-tiempo alrededor de un agujero negro en rotación es mucho más complejo de estudiar y modelar que uno estático.

Agujero negro en rotación:


En la película, sólo vemos dos de los tres planetas habitables, lo que se ve no parece especialmente realista, aunque sí impactante y hermoso.

El primero de los planetas rota muy cerca de Gargantúa y está fuertemente afectado por la distorsión espacio-temporal del agujero negro, así que una hora en la superficie del planeta equivale a 7 años en la Tierra. Pero... inexplicablemente no es un mundo yermo, sino un planeta cubierto por entero de agua y olas gigantes:


La presencia de estas olas no tiene una causa clara, un mundo así, debería de tener acoplamiento de marea y presentar siempre el mismo hemisferio hacia el agujero negro, pero no es el caso.

Claro que si su órbita tiene cierta excentricidad podríamos tener un periodo de rotación diferente al de la traslación. En este caso las olas no serían imposibles, aunque su forma y frecuencia serían muy distintas a las que aparecen en Interstellar.

Se desconoce la masa de Gargantúa (100 millones de masas solares??). Si es lo suficientemente grande, este mundo no estaría obligado a presentar acoplamiento de marea, pero las olas tampoco tendrían una explicación clara.

El segundo mundo es un planeta habitado en los límites de la habitabilidad, pero... por qué han añadido los guionistas nubes sólidas?? forman un paisaje exótico pero sin ningún sentido físico.


Es cierto que la película tiene sus errores, pero estos no impiden disfrutar de la misma, de hecho, algunos de ellos pueden servir como excusa para aprender sobre un gran número de temas relacionados con varios disciplinas científicas.

Interstellar es un viaje épico que hará las delicias para todos los amantes de la ciencia-ficción, pero también es la herramienta perfecta para trasladar el interés por la ciencia y el espacio entre la gente joven, que en este sentido, la mayoría andan perdidos.

Trailer de Interstellar:




Vídeo sobre la participación de Kip Thorne en Interstellar:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...