14 febrero 2015

Los lugares habitados con más frío de la Tierra.-


Los puntos del planeta que registran las temperaturas más bajas se conocen de manera técnica como: "polos del frío". Este nombre da pie a pensar que estos lugares se encuentran localizados en el polo norte y sur de la Tierra.

Pues tal aseveración no es exacta para ambos hemisferios. Para el hemisferio sur, sí es correcta la afirmación, pues el polo frío se encuentra en el hemisferio sur, exactamente en la estación rusa de Vostok.

En sus instalaciones se recogió la temperatura más baja jamás registrada en el planeta, -89,2 grados centígrados. Entre los años 2010 y 2013, un satélite meteorológico anotó casi -94 grados centígrados, un poco más al este de Vostok, entre el "Domo A" y el "Domo F".

Sin embargo, en el hemisferio norte, los "polos del frío" no se encuentran en el Polo Norte, están en Siberia, exactamente en la República de Sajá o de "Shaka", un territorio también llamado Yakutia, el cual se disputan dos pueblos habitados, Oymyakon y Verkhoyansk.

Como regla general y aunque no siempre se cumple, el mar suaviza las temperaturas y las zonas interiores suelen ser más frías que las costeras.

Considerado el pueblo más frío del mundo, Oymayakon, que tiene unos 500 habitantes y está situado en la República de Shaka, en Siberia. En 1924 llegaron a registrar -71,2 grados centígrados.

La amplitud térmica en Oymayakon es menor que en Verkhoyansk. La máxima temperatura registrada es de 34,6 grados centígrados, durante uno de sus cortos veranos. Hay años que el termómetro cae bajo cero en Septiembre y se queda en negativo hasta finales de Mayo.

Durante el día, el pueblo vive sumido en una especie de neblina causada por las bajas temperaturas, que no permite ver más allá de unos cuantos metros. En Diciembre no tienen más que 3 horas de sol al día, aunque en Junio llegan a las 21 horas diarias, por su cercanía con el círculo polar.


La mayoría de los WC tienen que ser construídos en el exterior de las casas, por la dificultad que supone excabar el suelo y mantener en funcionamiento un sistema de cañerías que permita el desagüe (tirar de la cadena).

En la tierra de Oymayakon no crece nada. Sus habitantes se han alimentado tradicionalmente con una dieta de pescado y carne, sin presentar problemas de salud a causa de la falta de verduras, (pá que luego digan).

La traducción de Oymyakon significa paradójicamente "agua descongelada", al tener un manantial de aguas termales que en primavera y verano servía para que el ganado abrevara.

Verkhoyansk está situado en el centro-norte de la República de Shaka. Las temperaturas en invierno rondan los -45 grado centígrados, pero el récord se midió en 1892 cuando el termómetro cayó hasta los -69,8 grados centígrados.

Los veranos son muy cortos, pero con una máxima de 37,3 grados centígrados, confieren al lugar una amplitud térmica notable.

Verkhoyansk es una zona de altas presiones, lo que significa que en invierno hay poca nubosidad y a ras del suelo se pierde mucho calor, provocándose una inversión térmica, de forma que a medida que se gana altitud, la temperatura asciende.


En el pueblo viven unas 1.300 personas que se dedican a la ganadería y al negocio de las pieles. Cuentan con un puerto en el río Yana y un aeropuerto.

En el año 2012 Verkhoyansk vivió uno de sus episodios más pintorescos cuando el pueblo fue atacado por una manada de 400 lobos, a causa de la escasez de sus presas naturales.

En ese año, los lobos se cobraron la vida de 313 caballos y unos 16.000 renos, lo que provocó que la población local tuviera que organizar patrullas armadas para defenderse, hasta que el gobierno pudo enviar efectivos.

A dos días conduciendo desde Oymyakon hacia el centro de la República de Shaka, se encuentra su capital, Yakutsk, que se disputaría con Ulán Bator, Mongolia, el honor de ser la capital más fría del mundo.


Yakutsk es una capital, más o menos de estilo ruso, con la diferencia de que sufren un clima sub-ártico la mayor parte del año.

En Yakutsk no se puede salir a la calle con gafas porque se quedan pegadas a la cara. El riesgo de congelación en tan sólo unos minutos es constante si no se viste con la protección adecuada.


En el mercado de Yakutsk la sección de congelados está en plena calle. Los peces se exponen estirados en vertical.

Cuando se sacan los coches a la calle, deben de permanecer en marcha siempre, porque si se paran, el frío extremo hace imposible que los motores vuelvan a arrancar. Los garajes necesitan calefacción. Los aviones no pueden sobrevolar la zona en invierno.


Un día cualquiera paseando a -45 grados centígrados por las calles de Yakutsk. Las señoras visten elegantemente.

La temperatura más baja registrada fue de -64 grados centígrados, mientras que la máxima fue de 38,4 grados centígrados en uno de sus cortos veranos, por lo que Yakutsk es el lugar con mayor amplitud térmica del mundo.

Por lo general, el norte de China y Mongolia son sitios bastante gélidos. Ulán Bator no sólo es la capital de Mongolia, sino la capital más helada del planeta y el lugar más frío con más habitantes, alrededor de 1.300.00.

Ubicada en el mitad norte del país mongol, Ulán Bator se extiende por más de 4.700 km2 a una altitud de 1.310 metros sobre el nivel del mar, a cientos de kilómetros de cualquier costa.


Como cualquier capital al uso, normal y corriente salvo por el frío, tiene edificios de apartamentos, opera, museos, monasterios budistas, parque de atracciones, un estadio de deportes, un castillo construido en un lago artificial y otras amenidades.

El anticiclón siberiano y los vientos helados que azotan el lugar, le confieren una climatología sub-ártica. En los inviernos, alto más cortos que las ciudades mencionadas anteriormente, las temperaturas suelen descender hasta los -40 grados centígrados con un récord de -49 grados centígrados.

Aunque el récord a la baja tanto en los Estados Unidos como en Alaska se produjo en Prospect Creek, con -62 grados centígrados en 1971, actualmente es un asentamiento deshabitado o con trabajadores ocasionales, sobre todo dedicados a prospecciones mineras.

El siguiente pueblo más frío habitable es Barrow, el pueblo más norteño de Alaska. Estando a tan sólo 515 kilómetros del círculo polar ártico, acoge a una población de más de 4.200 habitantes. Con semejante proximidad, en Barrow el sol desaparece a finales de Noviembre y no vuelve a salir hasta finales de Enero. El emplazamiento permanece 245 días al año a temperaturas bajo cero.

En términos de precipitaciones, tiene las condiciones propias de un desierto por lo poco que cae, pero paradójicamente, es uno de los lugares más nubosos del mundo, estando completamente nublado la mitad del año y el resto parcialmente nublado. Es un sitio muy propenso a los "White outs" o días de visibilidad cero.


En el centro de la imagen superior, una vista general de Barrow cuando no hay nieve. Casas, un par de restaurantes y la comisaría.

A diferencia de sus homólogos siberianos, los veranos no son calurosos. Suelen tener medias de 8 grados centígrados y puede producirse una helada o incluso nevar en cualquier momento de la época estival.

La principal actividad de Barrow gira en torno a las extracciones petroleras y toda la industria subsidiaria necesaria para soportarla. Además, la noche polar atrae turismo.

Barrow es el pueblo típico al uso estadounidense, aunque de estilo más funcional y menos estético. Los edificios son de una o dos alturas, cuentan con un hospital, un aeropuerto, centro comercial, escuela, pizzerías y restaurantes...

Las temperaturas registradas a la baja de Canadá se acercan a las siberianas, pero la diferencia es que estos lugares están deshabitados o son estaciones meteorológicas de investigación. No cuentan con una población permanente en la que se pueda vivir.

El récord canadiense se produjo en 1947, en un pequeño pueblo llamado Snag, situado en el estado de Yukon, con 63,9 grados centígrados. Snag era un pequeño asentamiento en el que en un principio habitaron unas 10 personas dedicadas al comercio de las pieles obtenidas de la caza y del intercambio con una aldea de nativos americanos que estaba situada a 8 kilómetros. Después el ejército canadiense construyó una base aérea con un equipo de 20 personas.

Algunos trabajadores de la base contaban que los residentes se movían como zombies, casi con temor a respirar el aire helado. En tal sólo 3 minutos, la piel expuesta a la intemperie podía sufrir congelaciones, estando a 465 kilómetros de la civilización más cercana.


Otra curiosidad que relataban los moradores, es que podían escuchar conversaciones hasta a 6 kilómetros de distancia. Un fenómeno que sólo se produce en condiciones de frío extremo y de inversión térmica, el sonido en vez de escaparse hacia arriba es empujado contra el suelo. Contaban que se podía escuchar a perros ladrando o el ruido del río a kilómetros.

La ciudad habitada más fría de Canadá es Yellowknife. Con un récord de -51,2 grados centígrados, es una ciudad normal de estilo americano, con su skylin y más de 20.000 habitantes.

Los veranos suelen ser moderados, pero la media en invierno es de -28,9 grados centígrados y la sensación térmica a causa de gélidos vientos es de -64 grados centígrados.

Otro candidato canadiense digno de mencionar es la capital de Manitoba, Winnipeg. Baja récord de -45 grados, con una población superior a los 700.000 habitantes es, unto a la capital de Mongolia, una de las ciudades grandes más frías del mundo.

Los puntos habitados más fríos de la Europa occidental están en Noruega y se lo disputan dos regiones. En primer lugar, el interior del condado de Finnmark, la zona más norteña del país, con un récord de -50 grados.

Paradójicamente, se puede encontrar todavía más frío viajando hacia el sur, al interior del centro de Noruega, en un municipio llamado Sor-Trondelag.


En este área, el pueblo habitado más famoso, aunque no el más frío, se llama "Hell". Con 1.500 habitantes metidos en un kilómetro cuadrado, se ha convertido en una atracción turística a la que viajan curiosos para fotografiarse debajo de las señales del pueblo donde pone "Hell", infierno en inglés. Se hacen fotos en la estación de tren, en la entrada del pueblo. Los comercios y pubs locales se hicieron eco del tirón y colocaron letreros con la palabra en las portadas de sus establecimientos.


La temperatura más baja registrada en Noruega se recogió en Roros, también perteneciente al municipio de Sor-Trondelag. Este es un pueblo mayor que Hell; 3,30 kilómetros cuadrados, en el que habitan más de 3.800 personas.

En Roros hay más infraestructuras que en Hell. Tienen tren, varias autovías y aeropuerto, (más que muchas ciudades de España). Roros organiza en febrero un mercado tradicional y un festival de música que atrae a 70.000 turistas al año.

A pesar de que las provincias del norte son las que tienen la fama de ser las más frías, para buscar extremismos en España, hay que acudir a las zonas interiores alejadas del mar.

En la tierra del sol y la playa, el título de pueblo más frío no está nada consensuado, porque precisamente el público busca todo lo contrario para pasar el verano. Aunque tal honor se lo podrían disputar numerosas poblaciones, estas son algunas de las más conocidas.

El récord a la baja peninsular, lo ostenta oficialmente un lugar llamado "Estany Gento", también denominado en algunas fuentes como "Lago Estangento", en los Pirineos leridanos, con -32 grados. Aunque no es el pueblo más habitado, sirve de referencia para comparaciones con Siberia, Alaska o Noruega.

Nos podríamos ir a vivir a Calamocha, en la comarca del Jiloca, al noroeste de la provincia de Teruel. En diciembre de 1963, los termómetros cayeron hasta los -32 grados. Actualmente cuenta con más de 4.700 habitantes, industria agroalimentaria y un entorno natural envidiable.


Otra posibilidad es Molina de Aragón, capital de la comarca del Señoría de Molina-Alto Tajo, en la provincia de Guadalajara. El récord se alcanzó en enero de 1958 con 28 grados. Actualmente, sus más de 4.000 habitantes pasan casi 50 días con bajo ceros por la noche y 120 días de heladas.

Aliaga, a 1110 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la desembocadura del río de la Val, en Teruel, tiene un récord de -25 grados, relativamente reciente, registrado en las heladas del año 2002.

-La virgen!! Estoy ya hasta el copete de grados, nevadas, ser el sitio más frío de la zona es para estar orgulloso y presumir, que si Alaska, que si Siberia, que si Noruega... eso no tiene ningún mérito!!

Lo que verdaderamente tiene mérito es que Almería, donde está el único desierto de Europa, donde llueve menos de 200 ml.  por metro2 al año. 

Almería... una de las zonas con más días de sol de toda Europa, con temperatura agradable todo el año, existan pueblos como Laujar de Andarax que en invierno se ven así: 


La vega de Laujar:


La carretera principal con sus castaños locos, (o sea, que no dan fruto):


Las viñas, de donde se saca el famoso vino laujareño:


Que en un sitio de la Tierra haga frío o mucho frío no es nada prodigioso ni excepcional y más ahora que ya sabemos que lo del calentamiento global es un fraude y que estamos en el inicio de una mini-glaciación, como ha habido muchas a lo largo de la historia de nuestro planeta.

De hecho... las civilizaciones se dan entre glaciación y glaciación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...