06 julio 2016

El hombre fue a la Luna o no fue.-

En la década de los años 60, el mundo estaba dividido en dos bloques por la guerra fría, el occidental y el soviético y fueron en esas circunstancias donde se produjo la primera fase de la carrera espacial.

El hito de mandar un hombre al espacio, lo consiguió el bloque soviético el 12 de abril de 1961, cuando Yuri Gagarin salió de la atmósfera terrestre en la nave Vostok, dando una órbita completa a la Tierra y lo que es más importante, regresar para poder contarlo.

El segundo tanto en pisar la Luna se lo apunta Estados Unidos durante la misión del Apollo XI, el 21 de julio de 1969, cuando Neil Armstrong desciende del módulo lunar recitanto la épica frase: "That`s one smal step for a man, one giant leap for mankind" que no necesita traducción y todo mientras el acontecimiento es retransmitido en directo por todas las televisiones del mundo.

Y hasta aquí la historia oficial, porque no mucho después, aparecen terceros en discordia, los que creen que la llegada a la Luna fue un montaje filmado y fotografiado en un escenario de cine, montado exclusivamente para rodar la película. Incluso hay quienes barajan el nombre de Stanley Kubrick como el director que organizó el engaño cinematográfico. La URSS no se sumó a las voces discordantes, ya que monitorizó muy de cerca toda la misión del Apollo XI.

Y ahora los diferentes puntos de vista, uno el de la Teoría de la Conspiración y desde la versión oficial.

La bandera ondeando:
Una de las primeras cosas que hacen Neil Armstrong y Buzz Aldrin cuando ponen un pie en el satélite es plantar la bandera de los Estados Unidos.


Teoría de la conspiración: la tela de la bandera ondea, como si estuviese siendo sacudida por el viento, cosa que no es posible en la Luna, ya que no hay atmósfera.

Explicación oficial: la bandera no ondea, sino que está arrugada porque los astronautas la sacaron de un tubo delgado. Al no lograr estirarla del todo, queda como si fuera un tejido arrugado y acartonado.

El módulo lunar no deja cráter al alunizar:
El módulo lunar LM, que pesaba 17 toneladas, desciende sobre la superficie lunar, con el motor en descenso encendido para mantener la trayectoria, pero al tocar el suelo, ni el motor ni el impacto dejan ningún tipo de cráter, ni desplazan polvo lunar.

Del mismo modo, al encenderse el motor de ascenso del LM para despegar y regresar a la nave espacial, no se ve ninguna llama en el propulsor, ni polvo dispersándose.

El tubo que sobresale de la parte inferior del módulo lunar, es el motor de descenso, no hay cráter ni polvo lunar revuelto:


Teoría de la conspiración: El módulo ya estaba situado ahí, colocado, (seguramente en un plató de cine) cuando se realizó la filmación.

Explicación oficial: La NASA explicó que el LM  había aterrizado sobre roca dura, por lo tanto no debería haber dejado ninguna marca, de la misma forma que un helicóptero no deja huella cuando aterriza sobre un aeropuerto. El polvo lunar no se desplaza porque la baja gravedad de la Luna, reduce la necesidad de empuje hacia arriba del motor de descenso y se apagó a cierta distancia de la zona de contacto.

Las sombras:
En la Luna, la única fuente de luz es el Sol, por lo tanto, todas las sombras que proyectan los objetos, deberían de ir siempre en la misma dirección. Las fotografía tomadas durante los paseos lunares, muestran sombras proyectadas en múltiples direcciones. Las sombras de las rocas apuntan hacia un sitio, las sombras del módulo hacia otro distinto.


Teoría de la conspiración: las sombras en diversas direcciones son el resultado del uso de diferentes fuentes de luz, como los focos de un plató.

Explicación oficial: la NASA achaca este fenómeno a que la superficie lunar es irregular, causando un efecto óptico que hace que las sombras parezcan que siguen distintas direcciones. Además añade que hay más fuentes de luz natural aparte del Sol, la propia Tierra o la superficie lunar en si.

La radiación:
El planeta Tierra está rodeado de un cinturón de radiación llamado cinturón de Van Allen, que se mantiene en una posición fija perpetuamente a causa del campo magnético terrestre. Para llegar a la Luna, hay que atravesar esta masa de radiación. En la imagen de abajo, diagrama del cinturón de Van Allen rodeando la Tierra:


Teoría de la conspiración: los niveles de radiación tan altos habrían freído literalmente a los astronautas, a pesar de las protecciones de aluminio que llevaba la nave.

Explicación oficial: se tarda muy poco tiempo en atravesar el cinturón de Van allen, por lo que la radiación real recibida por los astronautas es mínima.

Se reflejan extraños objetos en los visores de los cascos:

Teoría de la conspiración: en las fotos se ven objetos raros reflejados en los cascos que llevan los astronautas, que parecen focos u otros elementos colgados de un techo. No está claro que objeto es, pero algo se está reflejando en el casco:


Explicación oficial: no hay declaración oficial porque los reflejos son muy borrosos como para sostener que sea algún tipo de material no identificado.

En los paseos lunares se ven cables:
Cuando los astronautas pasean por la Luna dando largos saltos a cámara lenta, posibles gracias a la baja gravedad, hay quien dice ver el reflejo o las sombras de unos cables, como si estuvieran colgados de ellos.

Teoría de la conspiración: los cables están presentes para crear una especie de efecto especial primitivo simulando la falta de gravedad. Además, si se aceleran los vídeos a 2.5x, la película parece rodada en la Tierra.

Explicación oficial: no hay cables, salvo los de las antenas de los equipos de comunicación que salen de las mochilas.

No hay estrellas:
En las películas y fotos tomadas en la Luna, no se ve ni una sola estrella en el firmamento. En la luna no hay atmósfera, ni nubes, por lo tanto los astros son visibles perfectamente. En la imagen inferior, impresionante imagen de la Tierra tomada desde la superficie de la Luna por el Apollo XI, no se ve ni una sola estrella.


Teoría de la conspiración: para la NASA hubiera sido muy difícil mapear la posición exacta de todas las estrellas desde los puntos de observación donde están tomadas las fotos y los films. Para solventar este problema, optaron por mostrar un fondo totalmente negro.

Explicación oficial: la cantidad de luz reflejada por la superficie lunar, borra las estrellas de las fotos. Este es un argumento difícil de explicar. Es como si apuntásemos una cámara con carrete de fotos tradicional, automática, a un objeto muy luminoso y el objetivo junto a la velocidad de apertura se autoajustasen, no captando la luz de los elementos menos luminosos, (las estrellas en este caso). El objetivo se cerraría mucho y la velocidad de apertura sería muy rápida.

La roca C:
Es una de las fotos más famosas usadas por los conspiracionistas, se ve una roca lunar con la letra "C" gravada a un lado.

La roca C, como se puede ver en la imagen de alta resolución que posteriormente publicó la NASA, en la piedra no hay ninguna letra inscrita... fue borrada por la NASA o cazada por los conspiracionistas??


Teoría de la conspiración: la letra servía para marcar los objetos de atrezo que se iban a colocar en el escenario.

Explicación oficial: No se ve ninguna letra en las fotos en alta resolución que publicó la NASA. La inscripción podría haber aparecido al hacer una copia de otra copa durante el proceso de revelado.

Cruces fotográficas tras los objetos:
En las fotos de las misiones Apollo, se auto-imprimían unas marcas en forma de cruz para facilitar su estudio en lo que se refiere a escalado, tamaños y dirección. En teoría estos indicadores aparecían encima de la foto, pero el hecho, es que en ocasiones, parte de la marca aparece detrás del objeto al que apuntan.

En la misma imagen en la que aparece la roca C, una cruz aparece impresa detrás de un objeto. Superposición de dos fotos o error de impresión??


Teoría de la conspiración: Es posible que se trate de un montaje fotográfico realizado con varias imágenes. Hay que tener en cuenta que en esta época no existía una forma sencilla de retoque con ordenadores, hacía falta montar varias imágenes en el laboratorio.

Explicación oficial: no hay declaraciones oficiales.

La misión del Apollo XI dejó un espejo en la Luna:
Este es el argumento a favor de los alunizajes que mayor daño hace a la teoría de la conspiración. Apollo XI dejó un espejo en la Luna para realizar experimentos con láser desde la Tierra, (al igual que el Apollo XIV y el XV). Una vez colocado el espejo, se apunta desde cualquier observatorio de la Tierra con un láser al espejo y se mide el tiempo que tarda en recibir el reflejo. Sirve entre otras cosas, para calcular la distancia exacta de la Tierra a la Luna. Este es el espejo que dejó el Apollo XI en la Luna, estuvo operativo desde que lo colocaron:


El caso es que... en 1969, no había tecnología suficiente, no había robots, ni sondas espaciales capaz de alunizar y colocar un espejo en la Luna; lo tenía que instalar un astronauta.

Estos espejos estuvieron operativos desde el minuto cero de su instalación y se estuvieron realizando mediciones durante más de 35 años, que han permitido descubrir que la distancia de la Tierra a la Luna no es fija, se aleja todos los años más de 3 centímetros... vamos a morir todos??

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...