03 octubre 2016

El pasado fue una mierda.-

Si miramos atrás es difícil de imaginar como es posible que sigamos vivos. Antes se viajaba sin cinturones de seguridad ni airbag, se hacían viajes de doce horas con cinco personas en un 600 y no sufríamos el síndrome de clase turista.


(Me he acordado de un chiste: como se meten 600 judíos en un 600?? Dos delante, dos detrás y el resto en el cenicero).

No había armarios, frascos de medicinas, puertas o enchufes con protección para los niños. Se iba en la bicicleta sin casco, se hacía auto-stop. Más tarde vino la moto... sin papeles, por supuesto.

Los columpios eran metálicos y estaban oxidados, además de tener las esquinas en pico. 

Los niños de principios del siglo XX se pasaban horas construyendo carros para bajar por cuestas y todo sin frenos. Se bebían refrescos y se comían dulces, pero los zagales no eran obesos, si acaso alguno era gordo y punto.

Se compartían botellas de refrescos o cualquier líquido que pudiera beberse y nadie se contagió de nada. Los piojos que se pegaban en el colegio, la madre los arreglaba lavándoles la cabeza con vinagre caliente. Los niños iban a cazar lagartigas y pájaros con la escopeta de perdigones, sin adultos y antes de ser mayores de edad, (no como el tonto la poya del nieto del Juancar, que coge una escopeta y se dispara en el pie).

Había rotura de dientes y de huesos y no había ninguna ley para demandar a los culpables. Había guerra de piedras, si te atizaban una a la cabeza no pasaba nada, mercromina y unos puntos y arreando. A nadie se culpaba, cada uno respondía de sus actos.

Ahora un mongoválido que vaya con la silla de ruedas, ve un agujero en la calle, se tira hacia él, se le tuerce la silla de ruedas y vuelca y lo primero que hace es hacer un giro de 360º a su alrededor a ver si alguien lo ha visto y le puede servir de testigo para denunciar al Ayuntamiento y que le den una sustanciosa indemnización.

Te hacías un esguince, te ponían una ferula y no hacían falta inyecciones diarias en la barriga para prevenir un posible colapso sanguíneo y a nadie la daba cangrena por eso.

Pero claro... no todos consiguieron sobrevivir a tanta penuria:

Los avances de la medicina, la vacunación, la higiene y el aumento de calidad y nivel de vida se consiguieron en menos tiempo de una vida humana de ahora. Los coches inseguros para circular como locos por carreteras anticuadas, dio lugar a cifras como estas:


Conforme vamos retrocediendo hacia atrás en el tiempo, la cosa va empeorando. Los derechos humanos no existen, tampoco las libertades.

Lo que ahora llaman bullying, era meterse con el patito feo y era de lo más habitual y más bestia, pero sin que el vídeo saliera en Youtube. Cuando hubo democracia, esta quedaba restringida sólo para una élite exclusiva y donde no... tentetieso y garrotazo.

En vez de desempleo, (que también lo había), tenían la esclavitud. La escasez era tan grande, que el precio del pan podía dar lugar a rebeliones y baños de sangre. 

Conforme retrocedemos en el tiempo, el mundo se va pareciendo a un país en vías de desarrollo, luego a uno sub-desarrollado, después a las peores cloacas del tercer mundo... eso era el pasado ni más ni menos, un Tercer Mundo con esteroides.

Reto a quien quiera, a que me diga una sociedad del pasado, (una sociedad concreta), donde la mayoría de la población viviese mejor que en la sociedad desarrollada de hoy día.

Pero... de dónde ha salido esa idealización del pasado?? Pues eso, del pasado. 

Los antiguos también pensaban que su tiempo era una mierda y que tuvo que haber un pasado mucho mejor.

Los griegos, Platón y Hesíodo, ya hablaban de edades de oro en un pasado mitológico, que habían degenerado en plata, la de bronce, la de los héroes y la del hierro, que era en la que ellos vivían y donde sólo cabía esperar la degeneración hasta la edad del plomo. 

También la vemos en el Krita Yuga, la edad perfecta y primigenia de los hindúes o el Jardín del Edén; los nórdicos tenían también la suya. El culto a los antiguos lo encontramos desde siempre; los romanos se basaban en el "mos maiorum", la costumbre de nuestros mayores.


Los griegos, además de la Arcadia (imagen de arriba), un sueño bucólico, anti-urbano y primitivo, muy vinculado a esa Edad de Oro. Arcadia, que es una región que existe en Grecia, era por aquel entonces, una de las más pobres, todavía hoy están mal, con unas enormes tasas de emigración, (hay algunos que nunca levantan cabeza). 

Arcadia no tiene nada digno de destacarse, sólos nos acordamos de ella por el nombrecito. 

En las últimas décadas, está muy bien visto lo natural frente a lo artificial. Y la verdad es que está muy bien, el aire puro, los pajaritos cantan, las nubes se levantan, las florecitas, los cactus, las serpientes venenosas, la toxina botulínica, la viruela, el ébola o el rayo... no podemos olvidarnos del rayo, que te llena de una energía natural electrizante. Amén.

Ah!! Y que no lleve química, yo no sé tú, pero mi composición es de hidrógeno, nitrógeno, carbono, fósforo, oxígeno, azufre en moléculas tan complejas que echarían para atrás a un catedrático en Química... pero eso sí... que no lleve química. Pero a ver... si no fuera por todas esas cosas que le echan a la comida... estaríamos tan fastidiados como lo estuvimos en el pasado. Ni agua potable para grandes poblaciones, ni seguridad alimentaria, ni leches en vinagre... nos moririamos como chinches como venimos haciendo durante toda la historia de la humanidad.

No nos olvidemos tampoco del síndrome de Frankenstein, pero... es que jugar a los dioses, es lo que nos sacó de las cavernas y nos llevará a las estrellas.

Si a cualquier madre de hace 3.000 a. C. o 300 d. C, le hubiesen contado que llegaría un tiempo en que podría llevar a su hijo enfermo a un hospital con antibióticos, médicos, analgésicos... y que luego se lo podría llevar curado a su casa, para bañarlo con agua caliente que sale de un grifo a un precio ridículo... (la leña y el carbón eran más caros), acostarlo sin piojos, sin pulgas y sin chinches y poder darle de comer todo tipo de alimentos y agua potable... si hubiera podido vislumbrarlo... seguro que habría pensado que este era el paraíso prometido por los profetas. 

Y seguro que habría firmado cualquier cosa con tal de estar aquí y no allí. Aunque no podía firmar, no sabía...

Carl Sagan dijo en "El mundo y sus demonios":

"Si no somos capaces de pensar por nosotros mismos, si somos renuentes a cuestionar la autoridad, entonces somos sólo marionetas en las manos de quienes están en el poder. Pero si los ciudadanos están educados y son capaces de formarse su propia opinión, entonces los que están en el poder trabajarán para nosotros. En todos los países, deberíamos enseñar a nuestros hijos e hijas el método científico y las razones por las que existe una Declaración de Derechos. Y con ello, una cierta dosis de humildad, honestidad y espíritu comunitario. En el mundo acosado por los demonios donde vivimos por el mero hecho de ser humanos, esto puede ser todo lo que se interponga entre nosotros y la oscuridad."

Y llevaba razón este hombre, que por cierto, ya está criando malvas... todos los problemas del progreso y de la ciencia, se corrigen con más progreso y más ciencia, nunca retrocediendo.

Me he acordado de la serie Battlestar Galáctica, ya la he terminado de ver, tiene 4 temporadas. La Recomiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...