22 junio 2017

The Level Hair la peluquería más cara de Almería.-

Qué difícil resulta encontrar en Google una imagen de esta peluquería por dentro y es que, aunque bien es cierto que el peloteo por parte de las peluqueras no deja lugar a dudas, por dentro es una peluquería muy normalita, nada lujosa y adornada con pésimo gusto; una bicicleta de esas antiguas oxidada subida en el techo, una silla de barbero que más parece una silla eléctrica algo raída.

Te obsequiarán con té o con café, te darán un masaje en la cara mientras estás en el lavacabezas, te empolvarán la nariz cuando ya te vayas a ir y te dirán que todo eso es un obsequio de la empresa pero... no te dejes engañar, todo eso lo pagarás con creces cuando pases por la casilla de salida y un hombre metido en carnes te dé un ticket con lo que te ha costado el tinte y el peinado (ten por seguro que sólo eso ya superará los 100€).

Las peluqueras te contarán una y otra vez, las muchas virtudes que tienen sus productos, lo sanos y naturales que son e intentarán convencerte de que con ellos serás más bella que una Supernova; pero eso sí, luego no se cortarán a la hora de meterte la plancha o el secador, ahí ya se fueron todos los mimos a los pelos.

Y ojo!! Que sepas que en el momento en el que te estás cortando el pelo, te cobrarán el peinado también, te peines o no, ellos lo cobran por sistema, dicen que va en el pack, pero... cuando ha elegido el cliente ese pack?? Si quiere cortarse tienes que cobrarle el corte, si quiere peinarse el peinado, si quiere quitarse la humedad del pelo, le cobras la humedad del pelo, pero... cobrar por un trabajo no realizado es para irse al consumidor y poner una reclamación y ya si eso... que le expliquen a consumo porqué están cobrando un servicio que no ejecutan.

Hay mucha clienta que en cuanto sale de la peluquería lo primero que hace es llegar a su casa y volver a lavarse el pelo,  (porque quedan residuos, porque no sabéis peinarlas como ellas quieren, por mil motivos), por eso no quieren que las peinéis, a ver si os enteráis de una vez.



Vete con tiempo a esta peluquería, un tinte y un corte, son 4 horas perfectamente. Te dirán que a la peluquería vas a relajarte, a escuchar música de pajaritos y a desestresarte, pero... hay mucha gente que quiere sencillamente ir a echarse un tinte cuánto antes y a seguir con el día, que para relajarse ya se van al masajista o a contar garbanzos.

Qué difícil resulta encontrar una peluquería medianamente buena y si no quieres esta, vete a la de Ellos y Ellas que está justo enfrente de la anterior, un atajo de chonis tratando a las clientas como ganado, todo muy rápido, muy deprisa, a echar gente fuera cuánto antes, (lo dicen ellas mismas que es lo que su jefa les dice que tienen que hacer).



En Ellos y Ellas, siempre hay cola, la espera está asegurada.

Otra peluquería, Rocío Caparrós, ésta... es la peor de todas, la jefa cuando te peina te transmite su estrés y ansiedad, te cuenta que tiene prisa porque tiene que ir a recoger a la niña del colegio, te quema la oreja con el secador y te corta el pelo a NAVAJA!! Por Dios!! debería de estar prohibido cortar el pelo a navaja!!.

En la peluquería Blanco del Barrio San Luis, el hombre que la lleva, cuando te lava la cabeza, no pasa la mano por la nuca ni una sola vez, ni siquiera pasa los dedos por el cuero cabelludo, coge el pelo que parece que está haciendo una masa de pan y... date la cabeza por lavada, éste... otro estresado.

Uff!! Hay tanta peluquería visitada y... todas tan malas!! Unas utilizan malos productos y tienen una atención pésima al cliente, otras tienen los cepillos de peinar a la gente "comíos de mierda" y las que tratan bien a la clientela y utilizan buenos productos, se suben a la parra pidiendo dinero y hay que preguntarse... compensa??

Leyendo foros por internet me he dado cuenta de que hay mucha gente que piensa similar a mi, existe un descontento generalizado hacia las peluquerías. 

La gente lleva una foto para que le hagan ese peinado y les hacen otra cosa que no tiene nada que ver con lo que hay en la foto.

Una mujer con mucha cantidad de pelo le dice la peluquera: Cuánto pelo!! cómo pesa!! no te vas a quedar calva no... y cosas semejantes, es que son trogloditas las pobres.

Podría decir muchas más cosas, como las peluquerías que nada más llegar te ponen enfrente de la silla un montón de botes para que se los compres, este nutre, este para las puntas abiertas, este te vendría muy bien para... en fin... 

Sabéis que les digo a las peluquerías y a las peluqueras que habitan en ellas?? Lo que dice el cabo cabezón: "Isuss a la mierda!!"

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...