26 agosto 2017

Australia utiliza el agua del océano para crear energía.-

Lo importante no es el tamaño de la boya, lo importante es el movimiento en el océano, aunque en realidad ambos son muy importantes. Se trata de la primera gama de generadores de energía de las olas que se conecta a una red eléctrica en Australia y en todo el mundo.

Es un sistema eficiente, limpio y sin emisiones contaminantes, ya que se encuentra conectado a la red eléctrica de Australia, dando suministro de electricidad a la base naval más grande del país.



Con este proyecto pretenden demostrar la viabilidad comercial de la energía de las olas a gran escala; el sistema ya está dando que hablar en Australia.


Es un conjunto modular de tres boyas sumergidas, cada boya es capaz de generar 240 kilowats. Las olas oceánicas mueven las boyas que a su vez activan las bombas, empujando el agua a presión a través de las turbinas, al mismo tiempo que alimentan un sistema de desalinización del agua. En el vídeo creado por Carnegie Wave Energy, que es la compañía que ahí detrás de este sistema se muestra cómo funciona.


Según la empresa tiene una serie de ventajas comerciales frente a otros sistemas de generación de energía de las olas; pues permite escalabilidad personalizable y al estar sumergido por completo, los equipos menos susceptibles a los posibles daños causados por la erosión de la intemperie y las tormentas, (aquí me he liado). El flujo y reflujo del océano son una fuente de energía mucho más fiable que la energía eólica o solar.


El sistema lleva 24.000 horas de funcionamiento acumuladas, el proyecto está funcionando tan bien que ya se está preparando una nueva generación de boyas.


Lo sé, es un post chorrada, pero si estaba guardado había que ponerlo, que todo no van a ser posts brillantes como por ejemplo... Los tres héroes olvidados de Chernobyl o Todo lo que necesitas saber para comprar un reloj.

-Timelapse sobre cómo se desmonta un motor de automóvil. Se trata de un vídeo que desmonta pieza a pieza el motor B6ZE Miata 1.6 de un Mazda B. Se han necesitado 2.500 fotos a lo largo de 15 días para completar el vídeo, (me pregunto si los 36 segundos primeros también computan en las 2.500 fotos):

No hay comentarios:

Publicar un comentario