19 abril 2018

Cómo atraer la energía positiva a tu casa.-

Te ha pasado en alguna ocasión que al entrar en una casa, percibes una energía que te invita a quedarte o a salir huyendo lo antes posible??. Hay hogares acogedores, mientras que otros te hacen sentir una energía "pesada", que evita que los que allí se encuentran estén a gusto.

Esto puede deberse a desequilibrios energéticos que hay dentro de la casa, ya sea por problemas entre las personas que la habitan o por cosas tan simples como que tengas la casa "comía mierda" y sin ventilarse.

Para que una casa se llene de energía positiva, además de la buena relación entre sus habitantes, hay que poner atención en aspectos como la iluminación y el orden.


Una casa con las paredes sucias y desconchadas, muebles rotos o hartos de vida y puertas oxidadas, no es muy acogedora. Para ello hay que darle un mantenimiento periódico: pintar rejas, paredes, techos, tapizar muebles y más allá del aspecto externo, cuidar tuberías y las instalaciones de electricidad y del gas.

De vez en cuando hay que hacer limpieza profunda, sacar el polvo acumulado bajo los muebles, entre las cosas que utilizas poco y en los rincones. Mueve accesorios, muebles, electrodomésticos y déjalos como una patena.

La patena es donde el cura pone las hostias que reparte. Patena vacía:


Patena llena:


Por dónde iba?? Ah sí, por las casas limpias.

Limpia también la parte superior de las puertas y muebles altos, los cristales de las ventanas y sus marcos. Lava las alfombras, muebles tapizados y tapetes. Pon una vez limpio un ambientador, para dar sensación de frescura en los espacios.

Si llegas a un lugar dónde todo está desordenador, no querrás estar allí mucho tiempo, a no ser que seas una marrana y ya estás acostumbrada a rebozarte en el fango. Es importante que las habitaciones de la casa estén siempre ordenadas, que tengan sólo las cosas necesarias, las cuales deben estar colocadas en su sitio y como decía Sor Carolina, "para que exista orden tiene que haber un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio".

Para tener una casa en orden realmente, lo ideal es quedarse sólo con lo que se utiliza. Hay que tirar lo que ya no sirve o reciclarse en los lugares destinados a ese fin o dona las cosas que tengas en buen estado a paguiteros o paga-pensiones. Verás como así logras más espacio disponible y mejor organización.

La luz solar y el aire son determinantes para purificar el ambiente y dar paso a energías positivas, una casa que está casi siempre cerrada y oscura, dan ganas de salir corriendo. Además, si no se ventila adecuadamente, acumula todo tipo de olores y partículas de polvo que hace sentir el ambiente pesado y poco agradable.

Todos los días tienes que abrir puertas y ventanas para dar paso al aire y a la luz, déjalas así bastante tiempo. Las cortinas es mejor que permanezcan abiertas todo el día, para que realices tu trabajo con iluminación natural y cerrarlas por la noche, cuando llegue la hora de encender las luces.

Y las plantas... que no sólo purifican el ambiente y decoran, también dan una apariencia fresca, llena de vitalidad y colorida en los espacios donde las pones, (no valen los adhesivos pegados en las paredes con forma de macetas, con abejas revoloteando) tienen que ser de las de verdad.


El tocho sigue, pero es lo que tiene cuando se teclea con sueño, que se derrapa. Me voy a dormir, pero, amenazo con regresar.

Y págame los 800€ que me debes gordo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario