02 mayo 2018

Gafas de sol atemporales, icónicas y clásicas.-

Las gafas de sol, son un elemento fundamental para el cuidado de la vista, pero también están sometidas a modas en cuanto a su diseño, la mayoría de ellas, modas pasajeras.

Unas buenas gafas de sol, no suelen ser baratas, por lo que no es sensato andar comprando gafas nuevas todos los años según vayan dictando las modas. Lo ideal es comprar un par de gafas para toda la vida o por lo menos, que duren mucho tiempo.


Esta es una guía para comprar gafas de sol que no se pasen de moda o incluso para ir contra-corriente, según lo que estén dictando esas normas fashion tan ridículas.

Primero están en orden cronológico 10 de los modelos que históricamente no se han dejado de producir ni de vender desde que salieron al mercado. Algunos de estos modelos son bestsellers históricos en el mundo de las gafas. Sus diseños están considerados, clásicos, atemporales e icónicos.

Y para concluir, se listan las características más comunes que siguen las gafas de sol y que no han desentonado con el paso de los años.

1753 redondas y ovaladas

Estas son el diseño de gafas de sol y lectura más clásico de todos, desde que James Ayscough empezó a experimentar con gafas de cristales tintados en 1.752. Las que desarrolló Ayscough eran ovaladas.

John Lenon tenía una colección de gafas de sol redondas. Las de arriba son una réplica china, con lentes circulares. Las de abajo, son unas Ray-Ban RB3447, una copia idéntica a las que lleva en la foto de la derecha:


Aunque también las había rectangulares, las redondeadas/ovaladas fueron las más comunes hasta las dos primeras décadas del siglo XX.

Las redondas se pusieron muy de moda en la década de 1.960, momento desde el cual quedaron irremediablemente asociadas a John Lennon. Como accesorio de moda, siempre van y vienen.


Unas glaciers clásicas de montaña, del fabricante Northern Lights. A este tipo de gafas, se les puede quitar las protecciones de cuero y te dejan unas gafas de sol redondas normales y corrientes. Con las anteojeras adquieren un aspecto muy mad-maxista:


Las gafas de sol redondas y ovaladas, son el diseño que menos cubre los ojos, pero durante mucho tiempo era lo que había. Para realizar actividades como el ski o la alta montaña, a este tipo de gafas se les añadía unas tiras de cuero laterales y en el puente (side shields - anteojeras), para bloquear más cantidad de luz.

A estas se las llamaba "glaciers". El fabricante francés Julbo tiene en su catálogo, una de las glaciers más longevas que hay en el mercado, las Julbo Vermont Classic, desde 1.888. Las Julbo Vermont en Amazon.

Las Northern Lights, como las de la imagen superior, se pueden comprar desde Amazon.

Concepto similar a las glaciers, las gafas de seguridad llevaban protecciones laterales rígidas. En la imagen, las Matsuda 2809H del personaje Sarah Connor en la película Terminator 2. Matsuda es un fabricante de super-lujo japonés. A pesar de que las 2809H eran bastante caras y las había dejado de fabricar, tuvo que realizar una nueva re-edición a causa de la demanda:


Siguiendo el mismo concepto que las glaciers, existían unas gafas de seguridad para realizar trabajos en los que se corriese riesgo de que algún material saltase a los ojos. Por ejemplo, al serrar metales. En estas gafas de seguridad, las protecciones eran rígidas, hechas de algún compuesto de plástico o metal.

1930 P3

Hoy en día, asociaríamos este estilo de gafas, tanto de sol como de leer, con las de un financiero de Wall Street, pero en realidad eran un diseño militar británico, que apareció en la década de 1.930 y que se hicieron muy populares.

Las lentes eran una variación de los cristales ovalados con elipses de 3 ángulos. Se crearon con esta forma para que se pudieran encajar debajo de la máscara de gas reglamentaria que utilizaba el ejército británico.

El ejército americano copió el diseño y las llamó P3, siendo las gafas reglamentarias de prescripción médica (en jerga militar RPG, Regulation Prescription Glasses), hasta finales de la década de 1.970.

La versión de las P3 que llevaba James Dean fabricada por Randolph. Las originales de James Dean eran unas Liberty Optical P3, que ya no se fabrican:


Antes de la 2ª Guerra Mundial, las monturas P3 eran de metal. Después de la guerra, aparecieron las P3 con montura de acetato.

El giro de tuerca fashion con las P3 se produjo a finales de 1.940, que salió un accesorio para convertir las P3 de prescripción con cristales transparentes, en gafas de sol añadiendo por encima de la montura de plástico, otra montura metálica mediante un clip de quita y pon, con cristales oscuros.

El usuario más famoso de las P3 con el clip-on, fue James Dean. Según el museo dedicado al actor que conserva sus gafas originales, estas eran unas Liberty Optical P3. Otros afirman que eran unas Tart Optical Arnel 55, que todavía se fabrican.

El fabricante neoyorquino Moscot, está especializado en gafas de sol P3 y clip-ons. En Amazon tienen algunas imitaciones.

1937 Ray-Ban Aviators

Las Aviators de Ray-Ban son el bestseller a nivel mundial de las gafas de sol. Si estabas buscando unas gafas que no se pasen nunca de moda y que no se vayan a dejar de fabricar, son estas.

Las Ray-Ban Aviators en su formato más clásico, llevan en el mercado desde 1.937 y volvieron a arrasar en ventas tras la película Top Gun:


Las Aviators, fueron patentadas el 7 de mayo de 1.937 por Bausch y Lomb, la empresa que creó la marca Ray-Ban.

Uno podría haberse comprado unas Ray-Ban Aviators en 1937 y ponérselas en el siglo XXI sin desentonar un ápice, ya que son prácticamente idénticas a las que se venden hoy en día.

Casi todos los personajes famosos, ya sean deportistas, músicas, actores o modelos han llevado alguna vez unas Ray-Ban Aviators. Estamos ante el bestseller de las gafas de sol a nivel mundial, tal vez porque estas gafas tienen la virtud de sentarle bien a todo el mundo:


Las más clásicas serían las Aviators con montura dorada o plateada y cristales verdes G15 o gris oscuro. Ray-Ban Aviator en Amazon.

1947 Shuron Ronsir

Posiblemente (y muy injustamente), nadie sepa que son unas Shuron Ronsir, pero casi todos los fabricantes de gafas de sol tienen alguna copia o variación de este modelo de catálogos.

Las Ronsir fueron creadas por el director de Shuron, Jack Rohrbachen, en 1.947. Shuron era una empresa óptica que llevaba fundada desde 1.865, en Carolina del Sur.

La idea de Jack Rohrbache con el modelo Ronsir, era ofrecer unas gafas de sol con todas las piezas intercambiables y desmontables, incluyendo las lentes, de manera que el usuario se pudiera montar unas gafas personalizadas a su gusto, tanto de sol como para leer. La montura consistía en dos cejas de plástico, un puente de metal y patillas de plástico.

Las Shuron Ronsir. El fabricante original de este tipo de gafas, Shuron, es bastante desconocido pero las sigue produciendo. La copia más difundida son las Ray-Ban Clubmaster:


En 1.947, a este estilo de gafas se las llamó "browline", porque la parte que más llamaba la atención, eran las cejas de la montura. Fueron todo un éxito de ventas que las copiaron y las siguen copiando muchos fabricantes. Shuron las sigue vendiendo desde su web Shuron.

El personaje más famoso asociado a este tipo de gafas fue Malcom X. También aparecieron en el logo de Kentucky Fried Chicken, en el rostro del Coronel Sanders. Otro usuario notable fue el presidente norteamericano Lyndon B. Johnson.

Para el año 1.971, Shuron ya había vendido 17 millones de unidades de Ronsir, pero en esta década cayeron en desuso, a causa de que en la cultura hippie y disco imperante, se consideraba parte del look conservador.

Bruce Willis apareció en la serie de televisión, Luz de luna (1.985-1.989), con unas Ronsir originales. La serie, que fue emitida a nivel mundial, volvió a crear demanda internacional de este tipo de gafas, de la cual se aprovechó Ray-Ban, lanzando las Clubmaster, una copia de las Ronsir bastante buena, siendo la más conocida de todas.

Las Shuron Ronsir, son muy difíciles de encontrar en Europa. Una alternativa más disponible, son las Ray-Ban Clubmaster o las Persol 3105 en Amazon.

1952 Ray-Ban Wayfarer

Las Ray-Ban Wayfarer fueron diseñadas en 1.952 por Raymond Stegeman. No sólo fueron un éxito inmediato desde el momento en que salieron, han sido un bestseller de las gafas de sol a nivel mundial, muy cerca de las Aviators. Se podría decir que han estado de moda siempre, excepto en la década de 1.970.

Las Ray-Ban Wayfarer son uno de los bestsellers mundiales. A la derecha, John Belushi de los Blues Brothers:


En 1.854 las llevaban actrices como Marilyn Monroe o Kim Novak en la Costa Azul francesa. Las Wayfarer han sido lucidas por numerosas estrellas del rock como Bob Dylan, Roy Orbison, Elvis Costello, Debbie Harry, Joe Strummer.

En 1.970 se quedaron anticuadas por la misma razón que las Ronsir, pero muy brevemente, ya que en 1.980, la película The Blues Brothers y luego la serie Miami Vice de 1.984, emitida a nivel mundial, volvieron a disparar las ventas hasta alcanzar un nivel de 2 millones de unidades vendidas anuales. Ray-Ban Wayfarer en Amazon.

1957 Persol 714

Persol es uno de los grandes supervivientes en la industria de las gafas de sol. La empresa italiana, fue fundada en 1.917. Hoy está en manos de la multinacional también italiana Luxottica.

El nombre de Persol, es un juego de palabras italiano "per il sole". El modelo más icónico de este fabricante, apareció en 1.957, con el número 649, creado originalmente por los conductores del tranvía de Turín. Persol 649 en Amazon.

Persol fue el inventor de varias innovaciones en el mundo de las gafas de sol. Una era el sistema Meflecto, unas patillas flexibles que se amoldan a todos los tamaños de cabeza.

Las gafas de sol favoritas de Steve McQueen eran las Persol 714 plegables. Las llevó en varias películas y en su vida personal:


La innovación que le otorgaría la fama mundial, vino con el modelo Persol, el 714. Tenía una montura del mismo estilo que las 649, las 714 fueron las primeras gafas de sol plegables que aparecieron en el mercado.

Dobladas, las 714 cogen en cualquier bolsillo y permiten llevar siempre encima un par de gafas de sol sin que molesten cuando están guardadas.

El usuario más conocido de las 714 fue Steve McQueen. Las llevaba tanto en películas como, El caso de Thomas Crown (1.968), como fuera de la pantalla, apareciendo con ellas en incontables ocasiones. Persol 714 en Amazon.

1958 American Optical Aviators

Las American Optical Aviators, aparecieron en 1.958, cuando el ejército norteamericano designó unas gafas para todos los pilotos, tanto del ejército del aire como de la marina.

Se podría decir que los militares fusilaron el diseño de las Ray-Ban Caravan, que habían sido lanzadas al mercado una año antes, en 1.957. Son prácticamente idénticas, con tan sólo unas pocas variaciones.

El número de especificación militar de estas Aviators era el MIL-S-25948 y el número de la montura el HGU-4/P. El contrato de producción se lo adjudicó originalmente American Optical (AO).

Las American Optican Aviators fueron las gafas de sol reglamentarias de los pilotos estadounidenses entre el año 1.958 y el 2.000. También las usaron muchos pilotos de otros países, tanto militares como civiles:


En 1.978 Randolph Engineering arrbató el contrato militar a AO, gracias a que mejoró notablemente la calidad de las Aviators. Fueron el fabricante oficial, hasta que en el año 2.000. el ejército norteamericano decidió sustituir definitivamente las MIL-S-25948, por otro diseño, las Air Force Spectacle Frame, (AFF), más baratas de producir y de menos calidad.

Las Aviator se siguen vendiendo con gran éxito en el mercado civil, tanto las American Optical como las Randolph.

Las Randolph son de más calidad, pero también son más caras, (hay que tener en cuenta que en la época de los cazas F-16, un piloto volaba con un par de Randolph puestas. Las American Optical son una opción más asequible que no desmerece demasiado a las Randolph en lo relativo a calidad. American Optical Aviator y Randolph Aviator en Amazon.

1967 Ray-Ban Balorama

Las Balorama son más conocidas como las gafas de Harry el sucio, porque las llevaba Clint Eastwood cuando interpretó este papel en las dos películas de la serie, Dirty Harry (1.971) y Magnum Force (1.973).

El estilo de las Balorama se conoce como gafas envolventes, porque cubren no sólo los ojos, sino también las sienes, para bloquear más cantidad de luz.

Fueron lanzadas por Ray-Ban en 1.967, basándose en un diseño anterior de 1.965, las Olympian, que tenían una montura metálica en color dorado. Las Balorama eran una especie de evolución, más envolventes todavía y con montura de plástico.

Las Balorama se convirtieron en parte de la imagen de "los hombres de negro", incluso antes de que aparecieran las películas del mismo nombre.

Las Ray-Ban Balorama de Harry el sucio:


Las Balorama son las grandes supervivientes de entre modelos envolventes que han aparecido desde la década de 1.960. Muchas, incluyendo el propio catálogo de Ray-Ban, en algún momento se han dejado de fabricar, por nombrar un caso famoso, pongamos el ejemplo de las Persol Ratti 58230 que llevaba Arnold Schwarzenegger en Terminator 2, aún sigue teniendo demanda.


En cambio, Ray-Ban ha mantenido las Balorama en su catálogo, desde 1.967. Hoy en día también tiene disponibles las Olympian y una versión con montural de plástico llamada Predator III.

Una pega a tener en cuenta de las Balorama, es que son grandes. Las lentes son de 62 mm., son para gente con la cabeza grande, como Clint Eastwood o para los que les guste llevar gafas grandes. Ray-Ban Balorama en Amazon.

1980 Maui Jim Stingray

Las Stingray de Maui Jim son un alternativo a las Balorama, para cabezas pequeñas. Son las gafas más populares de Maui Jim, presentes en su catálogo de forma constante a lo largo de los años.

El fabricante hawaian es el más joven de la lista, produce desde 1.980, pero tiene una línea de gafas de sol clásicas con más de 125 modelos.

Maui Jim está considerado como uno de los mejores fabricantes de gafas de sol en el mercado, que todavía no ha caído en las manos de Luxottica, (aunque intenta comprar la empresa todos los años).

Las Stingray de Maui Jim, envolventes de estilo clásico, parecen sacadas directamente de 1.960:


La compañía fue fundada por Jim Richards en Lahaina, en la isla de Maui en Hawaii, donde tienen los laboratorios y crean los diseños, de estilo hawaiano, aunque han trasladado la producción a Italia.

Maui Jim ofrece monturas de diseño clásico con tecnología punta en sus ópticas. Las lentes son de cristal, polarizadas, fabricadas con unos materiales llamados "tierras raras" para reproducir colores. Las Stingrays en Amazon.

Consejos para comprar unas gafas de sol que no se pasen de "moda"

La óptica tiene que ser impecable. Las lentes no deben de crear ninguna distorsión al mirar a través de ellas, porque a la larga nos dañarían la vista. No merece la pena escatimar dinero cuando de lo que se trata es de preservar la vista. Por otra parte, unas gafas de sol adecuadas, no tienen porque ser caras.

Protección contra rayos ultravioleta UVA/UVB. Estos son los filtros que bloquean al 100% las frecuencias de luz de 400 nanómetros, que es donde están los rayos más perjudiciales los UVA/UVB. Hoy en día, todas las gafas de sol llevan una etiqueta en la que pone "UVA 400 CE/ANSI". CE es que el filtro está homologado en Europa, CE EN1836. El equivalente en USA es el ANSI Z80.3.

Los rayos UVA dañan la vista. El límite de exposición visual a los rayos UVA es de 15 minutos. Más tiempo, acarrea a la larga diversos problemas en los ojos. El límite es aplicable a los días nublados. Las nubes no bloquean la luz ultravioleta, que además se refleja en el pavimento, en las rocas, en la nieve y arena.

Las lentes más clásicas son las de color gris oscuro, las verdes G15 (Green 15%) y las marrones o bronce.

Los fabricantes intentan todos los años poner de moda colores diferentes, para que el que siga las tendencias impuestas por la industria, se tenga que comprar todos los años gafas de sol nuevas. Un año todas las que salen parece que son de color naranja espejo, al año siguiente azul mate. Y en muchas ocasiones, esos colores fashion sólo son un acabado en el exterior del cristal. Las lentes son en realidad grises.

Un ligero efecto espejo, no hace daño en las gafas de sol, porque reflejan el exceso de luz. Un efecto espejo cromado al 100% es más cuestión de gustos.

La montura debe de ser la más adecuada para el usuario, ni muy grandes, ni muy pequeñas. Las monturas exageradas, se quedan anticuadas en cuanto pasa la tendencia. En general, cualquier diseño que recuerde a la década de 1.970, mal a este respecto.

En las monturas de plástico, los dos colores más clásicos son el negro y el marrón ondulado, (lo suelen llamar tortoise en inglés, que significa marrón tortuga).

Las monturas de metal más atemporales son las de color oro y las de color plata, tanto en mate como en brillo. Como regla general, hay que alejarse de colores fashion en las monturas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario