22 mayo 2018

No hay nada más asqueroso que dormir en un hotel.-

Puede que no quieras ni siquiera tener este pensamiento, pero piensa que miles de personas se han quedado antes en la habitación de ese hotel y dejaron allí sus gérmenes, (no creo yo que la kely de turno pase un aparato anti-gérmenes cada vez que cambia las sábanas).


Si llegas a un hotel que tiene porta-equipajes, sé consciente de que abrir tu maleta en el suelo del baño, puede que sea más higiénico. Los chinches están en la madera y vienen del equipaje que ha estado en lugares "desagradables".


Cada tres o cuatro meses, las habitaciones se someten a una limpieza profunda. Este proceso consiste en que le quitan a los colchones las sábanas y fundas y se dejan al aire durante varias horas, pero la gran mayoría de hoteles ni siquiera realizan este proceso.

Igualmente, las cortinas y alfombras, (que nunca deben de tener más de 10 años), se limpian. Los colchones tienen una esperanza de vida de unos 5 años, incluso si se les da la vuelta con regularidad.

Algunos hoteles comprueban los gérmenes utilizando una varita UV. A simple vista puede parecer que algo está limpio y sin manchas, pero una luz UV revelará la desagradable verdad.


Los hoteles Best Western utilizan las varitas de luz ultra-violeta de esterilización de Purelight para esterilizar los puntos de contacto altos en el hotel, como interruptores de luz, manijas de puertas, teléfonos, accesorios de baño y zonas comunes.

Puede que tengas prisa por llegar ya a tu habitación, pero una gran cantidad de información privada deberá de registrarse antes por el hotel. Sus sistemas podrían incluso analizar las licencias de conducir de los huéspedes y extraer la mayor cantidad de datos posible.

Las muertes en los hoteles no son tan raras como la gente pueda imaginar, para ello tienen un protocolo. Una muerte en un hotel, no es algo que quieran dar a conocer de forma natural. Cuando se llevan al fiambre, la habitación es limpiada y puesta a disposición del siguiente cliente y esto sucede más rápido de lo que imaginas.

Para los huéspedes difíciles, no resulta raro que un empleado del hotel busque venganza en su cepillo de dientes o incluso escupa en su comida.

Los empleados del hotel hurgan si tienen oportunidad en las pertenencias de los huéspedes, leer información íntima acerca de ellos e incluso robar si lo ven posible.


Las toallas de mano en una habitación que ha sido desocupada, se encuentran en el suelo al lado de la cama; no se sabe si el proceso de lavado será suficiente.


Comentario de uno que trabaja en un hotel: Trabajo en un hotel muy conocido de Montevideo, el orden de lavado es bañera, inodoro y mesada/pileta/bacha. Con la misma esponja para todo y después se seca con las toallas usadas por el huésped que se fue. Un asco, pero al menos se usaba jabón con desinfectante.


Bueno, ya os he dejado mal cuerpo no?? La próxima vez que vayáis a un hotel recordarlo y a pasar mala noche.

Lo mejor es echar tus propias sábanas, una almohada pequeña de viaje y tu toalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario