04 agosto 2018

Los pies libres mejoran tu salud, postura e inteligencia.-

Como ya decía el gran Leonardo Da Vinci: "El pie es una pieza maestra de ingeniería y una obra de arte".

"Sólo sientes tu pie cuando toca el suelo", Buda.


El pie está compuesto por una intrincada red de tendones, músculos, fascia, ligamentos y huesos, (la cuarta parte de tus huesos se encuentran en el pie).

La planta del pie tiene mayor densidad en sus terminaciones nerviosas, que cualquier otra zona del cuerpo, teniendo la misma riqueza sensitiva que las manos.

Y que hacemos nosotros  con estos regalos de la naturaleza?? Encerrarlos y condenarlos a celdas de aislamiento.

Los humanos, lo mismo que los animales, estuvimos caminando descalzos durante millones de años. Las sandalias más antiguas que se conocen tienen unos 5.000 años; ofrecían protección, pero sin alterar nuestro patrón de movimiento básico.


Así fue el calzado durante miles de años, hasta que Nike alteró el rumbo de nuestros pies en los años 70. Convenció a la gente de que nuestra amortiguación biomecánica natural no era adecuada para hacer deporte, así que empezó la era de la amortiguación.

Cámaras de aire y varios centímetros de talón pasaron a ser lo normal. Así que cambió nuestra forma de correr y también nuestra anatomía.


Repasaremos ahora, algunas de las consecuencias del calzado de hoy día.

Hace 100 años, el doctor Philip Hoffman, fotografió pies en sociedades que nunca se habían calzado, los dedos estaban separados, ofreciendo una base de apoyo más estable:


Y los comparó con pies que llevaban toda su vida calzados. Ves la diferencia??

No todo el daño es reparable, pero tus pies pueden recuperar parte de su funcionalidad y estructura natural. Hay vida tras el encierro. Con el tiempo, los dedos pueden recuperar parte de su forma y separación natural:


El problema es algo mayor que tener unos dedos deformes. Los músculos se atrofian, el arco natural se debilita y la fascia se vuelve más rígida.

Los zapatos de tacón, acortan el tendón de Aquiles, que es el más fuerte y grueso del cuerpo. Nuestro tendón de Aquiles, fue una de las adaptaciones evolutivas que nos permitieron pasar de ser hervíboros a cazadores, dando lugar a nuestro cerebro más avanzado. Este gran tendón, almacena energía elástica, impulsándote en cada zancada y reduciendo el gasto de energía.


Algo parecido ocurre con el arco del pie, que es nuestro sistema de amortiguación natural. Un muelle con una docena de ligamentos y cuatro capas de músculos. Al colocar un soporte externo bajo este arco, interfieres con su funcionamiento, debilitándose con el tiempo, contribuyendo a la alta prevalencia de pies planos.

La amortiguación externa, afecta también a tu sistema propioceptivo. La riqueza sensorial que tiene el pie, permite al cerebro formar una imagen mental del terreno, (desnivel, textura, irregularidades, temperatura). Al usar zapatos, la imagen llega distorsionada, empeorando la estabilidad y el equilibrio.

Tus pies son tus cimientos, si no ofrecen un buen soporte, el resto del cuerpo sufre.

El tacón del zapato, lleva el peso del cuerpo hacia los dedos, provocando una cascada de compensaciones hacia arriba: hiperextensión lumbar, cuello adelantado, pelvis rotada. Pasar horas sentado aumenta el problema, pero todo empieza en los pies:


Los zapatos d mujer con tacón muy alto son especialmente peligrosos. Una fiesta con zapatos de tacón para acompañar un vestido de noche está permitido. Usarlos a diario en la oficina es una receta para el desastre:

-Son la causa directa de lesiones y caídas.
-Modifican la forma natural de caminar y la estructura de los dedos.
-Perjudican la postura: anteversión pélvica, rodilla valga o en X, cabeza adelantada.

La debilidad del puente, tu amortiguación natural, junto con un tendón de Aquiles cargado y corto, ponen gran tensión en la fascia, que se terminará inflamando, dando lugar a fascitis plantar.

El 70-90% de corredores se lesionan a pesar de todos los avances del calzado en las últimas décadas. Cualquier especie en libertad con esas tasas de lesión al correr se hubiera extinguido hace tiempo.

La evidencia declara a Nike culpable:

En este estudio, los corredores con calzado, reportaron más lesiones que los que corrían descalzos.

Cuánto más caro y sofisticado es el calzado, más lesiones se producen. Los que usaban zapatillas de más de 90€, tenían el doble de lesiones que los que usaban zapatillas de 40€. Por el doble de precio, tienes el doble de dolor.

Gastar más dinero analizando tu pisada para seleccionar las zapatillas de correr, tampoco reduce las lesiones, incluso puede aumentar el riesgo.

Según un estudio del ejército americano, las lesiones son más frecuentes en aquellas personas que llevan calzado convencional, respecto a los oque corren con calzado minimalista:


Sin duda, tu biomecánica de carrera, es más importante que reducir lesiones que el calzado. Pero el calzado condiciona tu biomecánica.

Al correr descalzo o con zapatillas minimalistas, nadie aterriza con el talón. Intuitivamente, priorizas la parte delantera o el medio del pie, que es menos lesivo. Prueba a saltar lo más alto que puedas, verdad que no se te ocurriría aterrizar con el talón?? Pues lo mismo al correr:


Talonear genera un elevado pico inicial de impacto, muy dañino para la rodilla y la cadera. Este efecto desaparece al iniciar el contacto con la parte delantera o central del pie, sin bloquear ni la rodilla ni el tobillo, facilitando así la amortización natural del cuerpo.


Mientras que el corredor típico da grandes zancadas y aterriza con el talón, el corredor descalzo aterriza debajo de su cuerpo, cerca de su centro de gravedad, sin tener que estirar la pierna, minimizando así el tiempo de contacto con el suelo y aprovechando la fuerza elástica natural.



La función principal del cerebro es controlar el movimiento, de hecho el movimiento moldea el cerebro.


"Niños descalzos es igual a niños más inteligentes", el calzado para pre-andantes y de gateo, interfiere en el desarrollo psicomotriz del niño.

En los primeros meses de vida, moverse descalzo es fundamental para el correcto desarrollo del sistema nervioso.

El desarrollo motor es el sustrato del desarrollo intelectual. Es imprescindible para acceder a procesos superiores de pensamiento.

Que el niño coja sus propios pies, produce experiencias sobre los límites del propio cuerpo y por lo tanto desarrrollo cognitivo. Los pies descalzos y los pies llevados a la boca ayudan a la madurez de la propiocepción.

No hay que reprimir la sensibilidad táctil de los pies calzándolos; nos informan del mundo exterior, transmitiendo sensaciones de textura, temperatura y demás, favoreciendo el desarrollo psicomotor del niño. Hay que potenciar la libertad de movimientos de pies y de dedos.

El niño necesita estímulo táctil de presiones, irregularidades del terreno, para desarrollar así la propiocepción, reforzar la musculatura y mejorar la posición de las articulaciones.

No hay que encerrar los pies del niño en un calzado que no necesita, más al contrario, habrá que incentivar al niño a que disfrute de la motricidad con los pies descalzos.


Estudios demuestran que corredores que utilizan calzado minimalista, se encuentran en mejor estado de ánimo y se está estudiando como la mayor riqueza sensorial de los pies, puede actuar como anti-depresivo.

Con las zapatillas amortiguadas, el terreno es siempre igual para tu cerebro, no sabe si estás caminando sobre piedras, arena, hierba o cemento. Como consecuencia, el pie termina por ignorar la información que recibe en sus miles de terminaciones nerviosas. Caminar descalzo reactiva el flujo sensorial, convirtiéndose en algo mágico la experiencia de caminar.


Y es que, no sólo recibes información sensorial del suelo; conectarse a la carga eléctrica negativa de la tierra, nos hace sentir mejor:

No se trata de evitar el calzado, si no de escogerlo mejor. Cualquier zapato minimalista debería de cumplir estas reglas básicas:

Y es que, no sólo recibes información sensorial del suelo; conectarse a la carga eléctrica negativa de la tierra, nos hace sentir mejor:

No se trata de evitar el calzado, si no de escogerlo mejor. Cualquier zapato minimalista debería de cumplir estas reglas básicas:

  • Flexibilidad, no debe limitar el movimiento del pie en ninguna dirección.
  • Puntera ancha que no comprima los dedos.
  • Sin amortiguación, suela fina que proteja, pero que permita sentir el terreno.
  • Minimo drop, se conoce como drop a la elevación del talón o desnivel entre el talón y el metatarso. El calzado normal tiene 1-2 cm de drop, mientras que lo ideal sería 0.

Estas de la imagen de arriba tienen un espacio para cada dedo, lo que facilita la recuperación de su forma natural.

Nike free, irónicamente, uno de los causantes del problema, reconoce que los pies libres funcionan mejor, nunca es tarde:


A pesar de los enormes beneficios que han experimentado los que han liberado sus pies de la tiranía de los zapatos, también hay un aumento de lesiones al volverse minimalista y tienen su parte de razón.

Tus pies han llevado una escayola durante años, que ocurre cuando te escayolan una extremidad??, pues que los músculos se atrofian, los huesos se debilitan y el sistema propioceptivo se inhibe, los pies necesitan una rehabilitación.

De andar con tacones y correr con 2 centímetros de goma bajo el talón, no puedes lanzarte descalzo al monte, seguro que terminas lesionado, como siempre, deberás de moverte bien, antes de moverte mucho.

El camino a la libertad se construye paso a paso.

2 comentarios:

  1. El de la primera foto del logo en el pie se va a quedar viudo, tiene el dedo índice más largo que el gordo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, efectivamente.

    ResponderEliminar